5 consejos que te ayudarán a ser una madre organizada

Una buena organización reduce las situaciones de estrés y contribuye a mejorar tu estado de ánimo y el de tu familia. Pensando en ello, a continuación, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a ser una madre organizada.

Como madre, es posible que tengas la sensación de que el tiempo pasa volando y que las 24 horas del día no son suficientes para cumplir con todos tus compromisos: jornada de trabajo, comidas, ir al mercado, etc.

Para hacer frente a la falta de tiempo y administrar la variedad de tareas que llevas a tus espaldas, es preciso poner en práctica los siguientes consejos que te van a ayudar a cumplir con el objetivo de ser una madre organizada.

Las responsabilidades de la maternidad

La maternidad es un momento muy importante para el desarrollo y el crecimiento personal de una mujer. Es una experiencia maravillosa y, al mismo tiempo, exhaustiva que necesita la introducción de nuevos hábitos.

Debido a la gran cantidad de tareas y responsabilidades que debes cumplir en el día a día, es necesario establecer prioridades. Sólo de esta forma vas a lograr centrar la atención en aquello que es más importante.

Una buena organización tendrá una influencia muy positiva en tu estado de ánimo, ya que ayuda a reducir sus niveles de estrés. Además, va a hacer que te sientas más ligero y relajado para tomar decisiones.

De esta forma, es mucho más fácil centrarse en lo que realmente importa, la familia. Si administras correctamente las tareas que causan más tensión, vas a tener una actitud más positiva en la vida.

Por lo tanto, es preciso organizar muy bien tus tareas y deberes. Sólo así vas a poder disminuir la presión y la sensación de asfixia que causan los compromisos.

Resultado de imagen para bebe durmiendo

¿Cómo ser una madre organizada?

Las madres se enfrentan a un reto diario: conciliar la vida profesional y la personal.

A través de estrategias de organización y planificación, vas a conseguir enfrentarte a la carga mental conciliando con horarios poco flexibles.

A continuación, te ofrecemos 5 consejos que te ayudarán a alcanzar el objetivo de ser una madre organizada:

1.- Haz una lista de prioridades

La maternidad hace que las responsabilidades se multipliquen. Por eso es esencial que hagas una lista de prioridades para poder actuar de manera más eficaz.

Aunque a veces no sea fácil, identificar las prioridades va a ayudar a lograr las metas y aumentar tu bienestar personal.

Si puedes identificar y satisfacer sus necesidades en primer lugar, vas a gastar mucho menos energía a la hora de tomar decisiones.

2.- Administra las actividades que causan estrés

Tener el control de las situaciones estresantes es parte de la experiencia.

Una buena organización permite que tengas un mayor control de las cosas, disminuyendo considerablemente las situaciones no deseadas.

3.- Planifica el día siguiente

Trate de planear el día la noche anterior. Pensar en los pequeños detalles con antelación pueden hacerte ganar tiempo por la mañana, como, por ejemplo, dejar la ropa de los niños por separado.

Ahorrar unos minutos va a hacer que afrontes el día de una forma más relajada, controlada y positiva.

Con este pequeño cambio vas a poder administrar el tiempo de manera más eficiente, contribuyendo a convertirte en una madre organizada.

4.- Delega responsabilidades

Es importante que compartas las tareas con otros miembros de la familia. No tengas miedo de delegar algunas de tus responsabilidades.

En caso de tener una pareja, muy bien. Se ha demostrado que el apoyo conyugal en las tareas domésticas contribuye en la reducción del conflicto trabajo-familia, haciendo que disminuyan significativamente los niveles de estrés.

Además, es muy positivo que debas delegar algunas responsabilidades para los niños. Las tareas domésticas refuerzan el desarrollo cognitivo de los pequeños. Sólo asegúrate de que las actividades estén de acuerdo con sus capacidades.

5.- Evita los contratiempos

Tener un control real de las situaciones permite que te sientas más relajada y cómoda.

Para ello, es importante que anticipes y evites cualquier tipo de problema que cambie tu estabilidad emocional. Pues, como en un juego de dominó, esto también termina afectando a las personas que están a tu alrededor.

Por lo tanto, una buena administración de tus tareas y de tu tiempo, así como la implementación de nuevos hábitos, van a facilitar un mejor control de las situaciones y reducir los momentos de angustia.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad