5 emociones negativas con las que tu hijo tiene que aprender a lidiar

Los padres pueden enseñar a los hijos a identificar y canalizar sus emociones negativas y a lidiar con ellas. Es importante que los niños aprendan a controlar y ser empáticos con los demás.

La educación emocional es parte de la formación de tu hijo. Es importante saber lo que es la inteligencia emocional, cómo puede ser medida en los niños, y cómo educar a sus emociones y sentimientos para que sean más felices.

Las emociones negativas con las que deben aprender a lidiar los niños son:

1. Frustración

Tu hijo necesita saber cómo lidiar con la frustración, efectivamente, sin que tengas que rescatarlo de sentir esas emociones. Cuando tu hijo tiene problemas con las matemáticas o tiene muchas dificultades para hacer la cama, no hagas sus tareas por él.

Lo más recomendable y saludable es que haga una pausa o, incluso, respire un poco, si es necesario. Aliéntalo a resolver y atacar sus problemas de nuevo cuando esté más tranquilo.

Si no das oportunidades a tus hijos de resolver sus propios problemas corres el riesgo de que empiecen a desarrollar un sentimiento de dependencia, que va a empeorar sus emociones negativas y van a esperar a que las personas a su alrededor puedan resolver sus problemas.

2. Rabia

La ira en sí no es una emoción negativa. Las personas deciden qué hacer con ella. Los niños necesitan aprender maneras saludables para lidiar con los sentimientos de enojo.

Tienen que reconocer que no es correcto golpear o tener una actitud agresiva cuando se sienten molestos. Debes resistir al deseo de aliviar a tu hijo cada vez que se siente perturbado. Enséñale cómo calmar su cuerpo con respiraciones profundas.

3. Decepción

Así mismo, tus hijos pueden llegar a experimentar muchos momentos de decepción, y es bueno que puedan entenderlos.

De esta forma, cuando las cosas no funcionan como ellos lo desean, no van a reaccionar como si fuera el final de sus vidas. Por el contrario, pueden encontrar el mejor camino para avanzar.

4. Culpa

Si recibes un pedido de disculpas cada vez que tu hijo se comporte mal, no está experimentando mucha culpa sobre su mal comportamiento. Lo importante es que tu hijo reconozca que su comportamiento afecta a otras personas y un pedido de disculpas no puede borrar este error.

Sin embargo, generar un sentimiento de vergüenza no va a ayudar mucho. Un poco de culpa es sano porque puede generar cambios constructivos en tu hijo. No sólo debes decir que todo está bien cuando tu hijo se disculpe. De esta forma no va a aprender a lidiar con las emociones negativas relacionadas con la culpa. Además, estarás enviando el mensaje de que no necesita sentirse culpable por lo que ha hecho.

Un niño que siente culpa cada vez que hiere los sentimientos de alguien, puede pensar dos veces antes de volver a dañar a otra persona. Sin embargo, si lo obligas a pedir disculpas a la persona herida y pretender que eso no va a suceder de nuevo, el niño no habrá aprendido su lección.

5. La ansiedad

No es nada saludable que los niños se sientan constantemente ansiosos; de hecho, es una sensación común en cualquier etapa de la vida. Lo importante es que puedan reconocer lo que está causando su ansiedad. Es vital que enseñes a tus hijos a hacer frente a sus miedos cuando ellos experimentan cosas positivas.

De esta forma, aprenderá que su ansiedad no debe limitarlo a hacer las cosas que quería hacer, sólo para evitar experimentar emociones negativas.

Las emociones negativas que el niño puede sentir que son importantes para su desarrollo emocional. Debes motivarlo a que no evite las cosas que le gustan sólo para protegerlo.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad