5 factores que afectan la eficacia de la insulina

La insulina es un tipo de tratamiento que salva vidas y que puede asumir o complementar el papel de la insulina natural, natural producida por el páncreas y responsable por el control de azúcar en la sangre. Sin embargo, la eficacia de la sustancia puede ser reducida debido a los numerosos factores que terminan por afectar directa o indirectamente la eficacia de la insulina para reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Por eso, hemos hecho una lista de 5 factores que afectan a la eficacia de la insulina. Algunas de las preguntas que hemos seleccionado te ayudará a determinar el impacto de este medicamento poderoso en tu organismo.

1) ¿Cuánta insulina debo aplicarme?

Es común que un médico, para hacer pequeños cambios en los niveles de insulina para encontrar la dosis óptima, según el organismo del paciente. Cuestiones como la edad, peso, hábitos alimenticios, sedentarismo y salud, en general, pueden afectar a la cantidad de insulina que tu cuerpo necesita.

Si la dosis es demasiado baja, puede producirse una hipoglucemia (cuando el azúcar en la sangre se encuentra en niveles bajísimos). Por el contrario, hiperglucemia, indica que el índice de azúcar en la sangre está demasiado alto.

2) ¿Dónde debo inyectar la insulina?

La insulina actúa más rápido cuando se inyecta en el abdomen, al lado del ombligo. Cuando se inyecta en la parte superior de los brazos o en las piernas y en las nalgas, la sustancia tarda un poco más en actuar. Para mejores resultados, inyecta siempre en la misma zona, por lo general antes de cada comida. Por ejemplo, puedes inyectar en el abdomen antes del desayuno y en el muslo, antes de la cena. Asegúrate de no inyectar exactamente en el mismo lugar cada vez que lo hagas, porque la cicatriz que se forma retarda la absorción de la insulina.

3) ¿Cuál es el mejor horario para inyectar la insulina?

La insulina es a menudo tomada justo antes de comer porque el medicamento funciona mejor cuando la glucosa de los alimentos comienza a circular en tu sangre. Dependiendo del inicio de la aplicación y la duración del efecto de la insulina, los expertos recomiendan la inyección de 20 a 30 minutos antes de una comida.

4) ¿Te sientes estresado?

Las hormonas liberadas cuando te sientes más estresado pueden cambiar directamente los niveles de glucosa en la sangre y hacer que tu cuerpo deje de producir suficiente insulina o de absorberlo correctamente.

Lo ideal, es intentar relajarnos y aprender a hacerlo para que nuestro cuerpo no se vea afectado.

5) ¿Bebes suficiente agua?

Si tu cuerpo se encuentra deshidratado, la sangre no fluye tan fácilmente por la piel, por lo tanto, la insulina no se absorbe tan rápidamente. La deshidratación también tiende a elevar el azúcar en la sangre y causa la resistencia temporal a la insulina. Tanto para mantener nuestros niveles de azúcar en un óptimo estado, como una salud general en el mejor estado, mantente lo suficientemente hidratado.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad