8 consejos para evitar los síntomas de la gripe

Todos han pasado por esto: nariz congestionada, dolor de cabeza, tos, estornudos, dolores en el cuerpo, malestar general. Estos son los principales síntomas de la gripe, que aparecen todos los años, principalmente en el invierno, llevando a mucha gente a la cama; imposibilitándolos para realizar cualquier actividad. Quizá, si podemos evitar los síntomas de la gripe, podamos continuar con nuestro día a día.

El tratamiento de la gripe incluye reposo y alimentación saludable (vitaminas y nutrientes; principalmente vitamina C, y que sean fáciles de digerir). En algunos casos, la gripe exige un tratamiento más cuidadoso, mediante el uso de medicamentos. Esto ocurre principalmente cuando el paciente sufre, o cuando se encuentra contaminado por algún virus más agresivo de gripe, como el H1N1, por ejemplo.

La gripe se encuentra entre las enfermedades más contagiosas conocidas, pudiendo ser confundida con un simple resfriado, manifestándose de forma débil y pasajera, o atacando de manera más brusca y fuerte. Cuando no es atendida debidamente, puede evolucionar a casos más graves de enfermedades sistema respiratorio, pudiendo llegar a causar, incluso, neumonía.

Se trata de una enfermedad que no tiene cura y que acaba desapareciendo por cuenta propia, siempre que el paciente se encuentra con un sistema inmunológico saludable, lo que permite luchar contra los virus, pero, aun así, los síntomas suelen ser demasiado molestos.

Lo mejor que podemos hacer contra la gripe es prevenir, llevando a cabo buenos hábitos de higiene, evitando aglomeraciones en las épocas de brote de la enfermedad, o atacando los primeros síntomas antes de que se vuelvan más severos.

El virus puede estar presente en cualquier entorno y, como se disemina por el aire, la enfermedad puede atacar en cualquier momento y en cualquier lugar. Por ello, a continuación te presentamos algunos consejos y recomendaciones para prevenir los síntomas de la gripe:

Trata de evitar los cambios bruscos de temperatura

Nuestro cuerpo debe adaptarse constantemente a los cambios bruscos de temperatura, por lo que debemos evitar ambientes con temperaturas diferentes. Si te encuentras en un ambiente con aire acondicionado, por ejemplo, trata de evitar salir con rapidez a un entorno soleado.

En un día de mucho calor, evita el aire acondicionado con temperaturas muy bajas. Además, toma los cuidados necesarios con el aire acondicionado, realizando la limpieza de los filtros periódicamente, reduciendo la posibilidad de proliferación de virus y otros microorganismos en tu ambiente de trabajo.

No te olvides de la vitamina C

La vitamina C combate los virus de la gripe; ya que actúa fortaleciendo nuestro sistema inmunológico, permitiendo al organismo combatir los virus y bacterias con más eficiencia. Consume alimentos que contienen buena cantidad de vitamina C y evita los alimentos grasos.

Los principales alimentos que contienen vitamina C son las frutas, las verduras y legumbres. Por lo tanto, no dejes de comer frutas o tomar jugo; e incluye siempre en tu menú un buen plato de ensalada.

No dejes de recibir la vacuna contra la gripe

El virus de la gripe pasa por mutaciones todos los años, volviéndose cada vez más resistente manteniéndose presente, siempre, en nuestra sociedad. La vacuna contra la gripe, incluso siendo indicada para personas en algunos de los grupos de riesgo específico, como niños, ancianos, personas con problemas cardíacos o respiratorios, puede ser tomada por cualquier persona, manteniendo a nuestro organismo mucho más protegido.

Consejos para evitar los síntomas de la gripe

Consejos para evitar los síntomas de la gripe

Evita aglomeraciones y lugares cerrados

Permanecer en un lugar cerrado, especialmente cuando hay una persona con gripe en el medio ambiente, es entrar en contacto directo con el virus y aumentar las probabilidades de contagiarnos con la enfermedad. Busca evitar lugares cerrados, sin ventilación, a pesar de que no haya nadie con gripe cerca; además, escapa de las aglomeraciones, principalmente en temporadas propicias para la gripe, como en los meses de invierno.

Si trabajas en un ambiente cerrado, deje por lo menos una puerta o una ventana abierta para permitir la circulación del aire, evitando crear un ambiente donde los microorganismos puedan multiplicarse.

Nunca te quedes con la ropa mojada

La ropa mojada es una excelente receta para coger la gripe. La temperatura interna de nuestro quedará mucho más fría que la interna, creando condiciones para cualquier tipo de virus.

Si la lluvia te ha sorprendido lejos de casa o el trabajo; o bien, realizaste alguna actividad física hasta el punto de sudar para mojar la ropa, cámbiala lo más rápido posible, evitando que se seque en tu cuerpo. Después de una lluvia o de actividad física que provoque sudor, toma un baño y vístete con ropa limpia y seca.

Si el tiempo está frío, prepárate un té para entrar en calor, evitando coger un resfriado que puede convertirse en gripe, añadiendo una cucharadita de miel para luchar mejor contra la aparición de la enfermedad.

Evite el contacto con personas que padezcan gripe

Si tienes un familiar o algún compañero de trabajo con una gripe o un resfriado, pídele amablemente usar un cubre bocas para no propagar el virus por el medio ambiente. El virus se propaga por el aire, a través de estornudos o incluso por la respiración y, si estás demasiado cerca, seguramente serás la próxima víctima.

En caso de que haya contacto más cercano, como coger la mano de una persona gripada, evita tocarte el rostro, y lávate las manos frecuentemente si tienes la posibilidad.

Toma té de equinácea para aumentar tu inmunidad

El té de equinácea es excelente para aumentar la producción de glóbulos blancos y fortalecer el sistema inmunológico. Esta infusión puede ser tomada cuando comienzas a sentir que tu organismo se encuentra más débil, como en los cambios de estación y, principalmente, en las noches de invierno. Además de fortalecer el sistema inmunológico, tomar un té por la noche va a calentar a tu organismo y te garantizará una buena noche de sueño.

Usa Tamiflu

El Tamiflu es el único medicamento utilizado para prevenir y tratar la gripe del tipo A y B, teniendo como principio activo el oseltamivir. Tomar Tamiflu lo más pronto posible puede reducir la duración de los síntomas de la gripe como la fatiga, los dolores de cabeza y la garganta inflamada.

El tiempo de recuperación de la gripe con el Tamiflu es más corto que el obtenido con otros tratamientos antigripales. Debido a la acción del principio activo del Tamiflu, el oseltamivir, el virus de la gripe es aislado de modo que no infecte a otras células.

Últimos consejos para evitar los síntomas de la gripe

Tomando estos cuidados se puede prevenir la infección por el virus de la gripe, pero siempre es bueno recordar que nadie es inmune. Si, por casualidad, empiezas a sentir los síntomas de la gripe o del resfriado, busca descansar más tiempo, lo que permitirá que tu organismo esté en condiciones de producir más anticuerpos.

Además, incluso durante el invierno, busca mantener tu cuerpo bien hidratado, bebiendo la suficiente agua, o intercambiándola por jugos de frutas, que contienen vitaminas y minerales; y que ayudan a eliminar las secreciones.
Además del té de equinácea, antes de ir a la cama, toma una taza de cualquier otro tipo de té, como de menta, jengibre o limón, que ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico y a curar la gripe más rápidamente.

Mas informacion sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad