9 síntomas de asma en los niños

El asma es la enfermedad crónica más común entre los niños. Aprender a reconocerlo ayudará a controlar los síntomas y hacer que los niños puedan llevar una vida normal. Asma en los niños.

No hay nada que deje a los padres más desesperados que ver a su hijo respirando con dificultad. Una de las causas puede ser el asma infantil. Esta enfermedad crónica produce inflamación y obstrucción de las vías respiratorias, lo que dificulta la entrada de aire. Hay varios síntomas de asma en los niños. Es vital reconocerlos para enfrentarlos rápidamente y evitar complicaciones.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el asma es la enfermedad crónica más común entre los niños. No hay cura, pero es posible controlar los síntomas. Si es bien tratada, los niños pueden llevar una vida normal. Aunque su causa no es conocida, algunas situaciones como frío, alérgenos, humo de cigarrillo o determinadas actividades físicas pueden desencadenarla.

El tratamiento de asma en los niños requiere de dos tipos de medicamentos. Un para detener la crisis y aliviar los síntomas de inmediato, y otro para controlar la condición durante largos períodos de tiempo, además de evitar la aparición de las manifestaciones.

Síntomas de asma en los niños

1.- Dificultad para respirar. Un signo de asma en los niños es la dificultad en la respiración. Cuando una crisis de asma comienza, las vías respiratorias disminuyen. Y el niño siente dificultad de aspirar y también de expulsar el aire. Se encuentra con falta de aire y respira más rápido de lo normal. En estos casos, hundimientos en la piel del pecho y el cuello pueden ser observados. Junto con la dificultad para respirar, el niño puede sentir ansiedad, que a su vez complica más la respiración.

2.- Sibilancias en el pecho. Un característico chiflido también es uno de los síntomas del asma infantil. Cuando el niño respira, produce un sonido que es más audible cuando expira. El sonido comienza ligero y aumenta en la medida que la crisis asmática empeora. Este es uno de los síntomas más reconocibles de esta condición.

3.- Tos. Otro de los síntomas de asma infantil es la tos. A veces puede ser el único. Si la tos ocurre sin que el niño se encuentre resfriada o sin otra causa que lo justifique, es preciso tener en cuenta. También si se dificulta el sueño, se despierta al niño por la noche o aparece después de la actividad física. La tos puede ser seca o húmeda.

4.- Fatiga. Un niño que demuestre cansancio constante sin ninguna justificación puede tener asma. La poca oxigenación causada por la mala respiración limita la llegada de oxígeno a la sangre y a los músculos. Esto hace que el organismo funcione más lentamente, lo que provoca el agotamiento.

5.- Presión en el pecho. La sensación de presión o rigidez en el pecho también es uno de los síntomas de asma en los niños. Si el niño se queja de dolor, o presión, esto puede ser indicios de asma.

6.- Batido de las alas de la nariz. Otro signo de asma infantil, especialmente en los niños más pequeños, es el batido de las alas de la nariz. El niño abre y cierra las ventanas de la nariz al respirar.

7.- Suspiros. El suspiro es la inhalación profunda de aire y una expulsión largo del mismo. Si el niño suspira constantemente, esto puede indicar dificultad respiratoria causada por el asma.

8.- Pigarro. Es la acción de limpiar repetidamente la garganta porque se siente incómodo. Puede uno de los síntomas del asma en los niños.

9.- Ojeras. Las ojeras son circunferencias oscuras debajo de los ojos y también pueden indicar asma.

Variaciones en cada caso

Los síntomas de asma en los niños varían de un individuo a otro. Puedes identificarlos todos, varios o sólo uno. Algunos niños pueden presentarlos a menudo, mientras que otros sólo cuando existe un elemento desencadenante. A veces los síntomas pueden ser confundidos con los de un resfriado común.

Para diagnosticar correctamente, se llevan a cabo varios exámenes en el sistema respiratorio. Además de una verificación de antecedentes de salud de la familia y los síntomas del niño. Lo importante es estar atentos a la presencia de alguno de ellos y descartar la posibilidad de una condición asmática después de la opinión de un especialista.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies