Accidente Cerebrovascular Isquémico: síntomas y tipos

El Accidente Cerebrovascular Isquémico es causado por la falta de irrigación en el cerebro.

En estos casos, los síntomas, como dificultades de hablar o de comprensión, pérdida de la sensibilidad en los miembros y del equilibrio, se desarrollan en pocos minutos y van empeorando a lo largo de las horas. La falta de irrigación en el cerebro puede haber dado alguna señal de advertencia semanas o incluso meses antes, en la forma de un “mini-ataque”, en el que los signos aparecieron y desaparecieron de repente.

Dependiendo de la causa de la obstrucción, los accidentes cerebrovasculares isquémicos pueden ser de tres tipos:

  1. Trombótico:

En este caso, el causante de la obstrucción es un coágulo de sangre formado en una arteria que irriga el cerebro debido a la arteriosclerosis. Supone el 60% de los casos.

  1. Por embolia:

El 20% de los casos el coágulo se forma en otra parte del cuerpo y viaja hasta la obstrucción de alguna arteria que lleva sangre a la masa gris.

Localización de un accidente cerebrovascular isquémico

Localización de un accidente cerebrovascular isquémico

  1. Insuficiencia circulatoria:

El problema es una falla en el corazón, que deja de bombear la sangre correctamente, lo que lleva a la deficiencia de la circulación en el cerebro. Esto explica por qué un ataque del corazón puede conducir a un derrame cerebral.

Frente a cualquier síntoma, no dudes en acudir con tu médico.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies