¿Qué es un aneurisma de la aorta?

La arteria aorta, la más importante del cuerpo humano, es responsable de llevar el oxígeno a todo el cuerpo. Se divide en cinco partes, entre ellas la torácica y la abdominal — esta última es, en general, la más afectada por el aneurisma. La aneurisma de la aorta se caracteriza por la inflamación de esta conductora de la sangre, que puede terminar rompiéndose a causa de un debilitamiento en su estructura.

El angiólogo Ivanésio Merlo, presidente de la Sociedad Brasileña de Angiología y Cirugía Vascular (SBACV), explica esta cuestión con una analogía: “Es como si fuera un globo: se va llenando, llenando… hasta que las paredes son más delgadas y frágiles y se desbordan”. En la hipótesis de la ruptura, el especialista afirma que el 98% de los pacientes mueren antes de llegar al hospital. De los que llegan, el 90% también fallecen a consecuencia de las complicaciones y el extremo debilitamiento; por lo que podemos decir que este problema de salud es bastante grave.

Identificación prematura de aneurisma de la aorta

Es fundamental que la ampliación exagerada de la arteria sea detectada precozmente, y la mejor forma de hacer esto es con un chequeo vascular, que va a analizar los vasos del cuerpo. En primer lugar, se pide una ecografía. Si ésta levanta alguna sospecha, se harán pruebas complementarias, como la tomografía y la resonancia magnética.

Es importante hablar con un experto para que se investigue la necesidad que cada uno tiene que pasar por la evaluación. Merlo menciona algunos grupos de riesgo: “Hipertensos, fumadores y personas mayores de 65 años, con el colesterol alto o antecedentes familiares deben estar atentos”. Además de estos, se cita a las personas con arteriosclerosis, condición en la que las placas de grasa y otras sustancias se acumulan en las paredes de las arterias.

Nos preguntamos que es una aneurisma de la aorta

Nos preguntamos que es una aneurisma de la aorta

Tratamiento de la aneurisma de la aorta

Una vez que la aneurisma de la aorta ha sido identificada, el médico examinará algunas posibilidades. Una de ellas es la cirugía, normalmente indicada para los casos más avanzados, en los que la aorta pasó de 50 o 60 mm — lo normal es entre 16 y 18 mm, más o menos. “Pero estos números pueden variar. Todo depende de las características del paciente”, aclara el angiólogo. Si la dilatación no es tan grande, el profesional sólo puede realizar un seguimiento de su evolución y sugerir cambios de hábitos, como dejar de fumar o un cambio en la dieta.

Uno de los aspectos más preocupantes de la aneurisma de la aorta es que es silenciosa: “Muchas veces sólo es descubierta cuando la persona muere. El individuo no sabía y no presentaba síntomas”, señala Merlo. Buscar un angiólogo o cirujano vascular es la mejor opción para la realización de un diagnóstico precoz, que reduce considerablemente el riesgo de muerte súbita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies