Cáncer de mama

Afrontar las consecuencias físicas y psicológicas al diagnosticar cáncer de mama, es una de las situaciones más difíciles de aceptar para una mujer que adquirió esta enfermedad. El cáncer de mama afecta tanto a la mujer como a su pareja, los cambios corporales no son fáciles de aceptar por ninguno de los dos, pero es el apoyo y la comprensión lo que minimizará los efectos del cáncer.

Diagnóstico del cáncer de mama

Mientras más temprano se detecte el cáncer de mama, mayores serán las probabilidades de un tratamiento con éxito. Para ello las mujeres de 40 años de edad o más deben hacerse una mamografía, bajo la supervisión de un médico; entre los 20 y los 39 años, deben practicarse exámenes generales en los pechos cada 3 años; realizando además un autoexamen en los pechos todos los meses para conocer cambios en el tamaño o forma y detectar con más facilidad cualquier signo o síntoma.

El médico examinará primero sus pechos en busca de cambios en el tamaño o la forma, y después palpará suavemente los senos y examinará el área debajo de ambos brazos. Ésta es una buena oportunidad para que el médico o la enfermera la enseñe a autoexaminarse los senos si todavía no sabe cómo hacerlo.

Cada mujer debe conocer su cuerpo; los exámenes periódicos podrán hacer más notorios los cambios que sufren los pechos al presentarse los síntomas de un posible cáncer, y alertando sobre la más mínima irregularidad.

Cualquier malformación debe ser alertada a un médico, la autoexploración solo es efectiva cuando se detecta algún cambio y se acude inmediatamente a un centro clínico especializado. Los exámenes médicos se pueden realizar durante la visita periódica al ginecólogo, según sus observaciones se practicarán exámenes para descartar cualquier posibilidad de cáncer.

El mejor momento para hacerse el autoexamen de los senos es aproximadamente una semana después del período menstrual (la regla), cuando sus senos no están sensibles ni inflamados. Si no está teniendo períodos regulares, hágase el autoexamen de los senos el mismo día cada mes, preferiblemente una semana después de pasar el periodo menstrual. Para mayor seguridad, usted puede examinarse los senos en busca de hendiduras de la piel, cambios en los pezones, enrojecimiento o inflamación, mientras está de pie delante de un espejo, inmediatamente después del autoexamen de los senos cada mes.

Cáncer de mama

Cáncer de mama

La mamografía

Cuando se presentan síntomas, lo mejor es tomar una radiografía al seno, comprimiéndolos por unos segundos entre dos placas que emiten niveles bajos de radiación. Estas radiografías de las mamas detectan hasta un 85 por ciento de los tumores, algunos demasiado pequeños para ser sentidos con la mano y otros que se encuentran en estado precanceroso, aunque por si solo no puede determinar si es cáncer. Para ello debe practicarse una biopsia que confirmará si el tumor o la protuberancia encontrada se desarrollará en forma de cáncer.

En una biopsia se extrae una pequeña cantidad de tejido para estudiarlo microscópicamente y así tener la completa seguridad de si se presenta o no un cáncer de mama. En algunas, se usa una aguja muy fina para extraer líquido y células de la protuberancia. Otros métodos usan una aguja más grande o cirugía para extirpar más tejido.

En muchos casos se puede combinar la mamografía con la realización de un ultrasonido, que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y revela aún más las sospechas de cáncer presentadas en una mamografía, al igual que la resonancia magnética en la que hay aún más efectividad en detectar el cáncer de seno al presentarse algún síntoma.

Signos y síntomas del cáncer de mama

Los cambios de forma, aparición de protuberancias son algunos signos que pueden ser síntomas de una cáncer de mama, al presentarse alguno debe acudir a su médico inmediatamente, para ello tenga en cuenta:
Las inflamaciones de una alguna parte del seno
Irritaciones o hendiduras de la piel
Dolor o retracción (contracción) del pezón
Enrojecimiento o descamación de la piel del seno o del pezón
Secreciones que no sea leche materna.
Ante todo esta la previsión, si presenta alguno de los síntomas y acude oportunamente a un médico podrá controlar el desarrollo de un cáncer, si no lo hace podría ser demasiado tarde.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies