Cáncer de próstata

Las cifras de mortalidad por esta enfermedad son alarmantes. Y mientras antes se lo diagnostica, mejores son sus pronósticos. Pero la falta de chequeo por parte de los hombres en riesgo hace que generalmente se consulte por molestias que aparecen cuando el cáncer está ya muy avanzado.

Del tamaño de una nuez, la próstata es una de las glándulas sexuales masculinas y está ubicada exactamente debajo de la vejiga (el órgano que recoge y vacía la orina) y enfrente del recto (la parte inferior del intestino). Rodea parte de la uretra, el tubo que transporta la orina de la vejiga al exterior del cuerpo, y produce el líquido que se convierte en parte del semen que contiene esperma.

Para 1993 el cáncer de próstata se había convertido (excluyendo los tumores de piel) en el tumor maligno más frecuente en los EE.UU., y el segundo como causa de muerte por cáncer en ese país

El promedio de vida de un paciente con enfermedad metastásica tratado con bloqueo androgénico total es de 36 meses

Se calcula que un hombre norteamericano tiene un 10% de probabilidad de desarrollar un cáncer de próstata clínicamente evidente; y un 3% de probabilidades de morir a causa de éste.

El porcentaje de curación varía según el país, pero entre los 5 y 10 años posteriores al diagnóstico, la cifra que ronda el 87% es prácticamente la misma.

Para el año 2001 en EE.UU. habrá un aumento del 37% en los casos de muerte por cáncer de próstata, y un aumento en la incidencia del 90%. Esto, porque las afecciones a la próstata están alcanzando, en un mayor porcentaje, a miembros más jóvenes del sexo masculino (30-40 años), en comparación a décadas anteriores

Según informa el National Cancer Institute, el cáncer de la próstata se da con mayor frecuencia en hombres mayores. A medida que pasan los años, la próstata puede aumentar de tamaño y bloquear la uretra o la vejiga, causando dificultad para orinar o interferir con las funciones sexuales. Este trastorno se llama hiperplasia prostática benigna (BPH) y, aunque no es un cáncer, puede requerir de cirugía para su correxión. Los síntomas de la BPH o de otros problemas en la próstata pueden ser similares a los síntomas del cáncer de la próstata.

Se recomienda consultar un médico urólogo si se tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Flujo débil o interrumpido de la orina.
  • Necesidad de orinar de forma frecuente (especialmente en la noche).
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Sangre en la orina.
  • Dolor constante en la espalda, caderas o pelvis.
Cáncer de próstata en el microscopio

Cáncer de próstata en el microscopio

¿Por Qué a Mí?

Una mirada a las causas más relevantes en la formación de enfermedades de la próstata puede ayudarnos a justificar el aumento en la incidencia de las afecciones prostáticas:

  • Una vida sexual de frecuencia superior a 2-3 veces por semana
  • Enfermedades venéreas recurrentes o no tratadas adecuadamente, como infecciones urinarias o de la vejiga.
  • La masturbación, estreñimiento y el sedentarismo.
  • La práctica de deportes de alta tensión abdominal (baseball, basketball, levantamiento de pesas inmoderado, etc.)
  • Una dieta pobre en cinc, manganeso y vitamina E y rica en grasas saturadas y químicos artificiales.
  • El uso de pantalones o cinturones muy ceñidos al cuerpo.
  • El uso de alcohol y/o drogas.

Cáncer de próstata paso a paso

El comportamiento del cáncer de próstata es impredecible. Aún no es posible determinar con exactitud en qué pacientes el cáncer permanecerá confinado, y en cuáles progresará y será la causa de la muerte.

La probabilidad de recuperación y elección de tratamiento dependen de la etapa del cáncer (si se encuentra localizado exactamente en la próstata o se ha diseminado a otras partes del cuerpo) y de la salud del paciente en general.

En una primera etapa el cáncer no causa síntomas. Se encuentra solamente en la próstata y se detecta generalmente por accidente cuando se realiza cirugía por otras razones, como por ejemplo a causa de hiperplasia prostática benigna. El tumor puede detectarse por medio de una biopsia por aguja que se realiza luego que un análisis sanguíneo, llamado prueba del antígeno prostático específico (APE), arroja resultados anormales, o a través de un examen rectal.

Cuando las células cancerosas se han diseminado fuera del recubrimiento de la próstata a los tejidos que la rodean la enfermedad se encuentra en su fase más avanzada. Pero la etapa crítica surge cuando las células cancerosas se han diseminado (por metástasis) a los ganglios linfáticos o a los órganos y tejidos situados lejos de la próstata tales como los huesos, el hígado o los pulmones.

Tratamiento del cáncer de próstata

El tratamiento del cáncer de próstata depende del estado clínico en el momento del diagnóstico. En casos confinados a la glándula se emplean técnicas con intención curativa como la prostatectomía radical o la radioterapia, mientras que en casos avanzados o con metástasis a distancias hay que recurrir a terapias paliativas, entre las que destaca la hormonoterapia (bloqueo androgénico completo).

Aumenta la tasa de detección de pequeños tumores localizados al contar con nuevos métodos de detección precoz, como el antígeno prostático específico y la ecografía transrectal. Aunque por sí solos estos métodos no son concluyentes, asociándolos al tacto rectal son mucho más eficaces.

Una vez detectado el mal, los posibles tratamientos a seguir van desde cirugía para extraer el cáncer, radioterapia para eliminar las células cancerosas mediante altas dosis de rayos X u otros rayos de alta energía, y terapia hormonal para detener el crecimiento de las células cancerosas, hasta quimioterapia para eliminar las células malignas mediante fármacos y terapia biológica, que utiliza el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies