¿Qué causa dolor de oído después de nadar?

El dolor de oído después de nadar generalmente significa la presencia de la condición conocida como oído del nadador. Se trata de una infección que se desarrolla cuando las bacterias entran en el canal auditivo desde el agua y puede surgir varios días después de nadar.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), esta condición puede afectar a nadadores de cualquier edad, pero es más común en los niños. El oído del nadador requiere tratamiento antibiótico. Consulte a un médico si sospecha una infección en el oído o si tiene dolor de oído después de nadar.

Causas del dolor de oído después de nadar. La otitis externa es el término médico para el oído del nadador. El dolor se debe a la presión de la inflamación y posiblemente a una lesión justo dentro del conducto auditivo. La causa de la infección generalmente se le atribuye a la bacteria pseudomonas aeruginosa, comúnmente encontradas en el agua que causa la infección. Cuando el agua se acumula dentro del canal auditivo, con el tiempo el número de bacterias presentes aumenta. Esta es la razón por la que el dolor de oído puede desarrollarse incluso días después del baño. Los síntomas de la otitis externa incluyen dolor, picazón dentro del oído, inflamación fuera del oído y sensación de inflamación. También puede haber una reducción en la audición.

Dolor de oído en niño

Dolor de oído en niño

Tratamiento. El tratamiento médico de la oreja del nadador incluye gotas antibióticas durante 7 a 10 días. Aplique una almohadilla caliente en el exterior del oído para reducir el dolor. El médico también puede sugerir un medicamento analgésico para el dolor. Es esencial que no se urge dentro del conducto auditivo. Esto puede propagar la infección.

Mantenga el oído seco, si es posible y evita la natación hasta que la infección desaparezca. Cuando se bañe, sumerja una bola de algodón en vaselina y colóquela sobre la abertura del canal auditivo. No fuerce el algodón dentro; la vaselina le ayudará a adherirse a la piel e impermeabilizar la oreja.

También puedes utilizar cualquiera de estos remedios caseros para el dolor de oído.

Prevención. Incline su cabeza de lado a lado cuando esté fuera de la piscina. Esto ayuda a drenar el agua del canal auditivo. La Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP) recomienda utilizar un secador de pelo para secar el oído. Sostenga la secadora varias pulgadas de distancia de su oreja. Si eres propenso al oído del nadador, considere los tapones de oído para evitar que el agua entre en su oído cuando nada o se baña.

Consideraciones. El oído del nadador y una infección del oído medio no son lo mismo, pero pueden tener síntomas similares. Una forma de saber si tienes otitis externa es tirar del lóbulo de la oreja. El dolor aumentará si tiene oído de nadador.

Es esencial tratar cualquier infección del oído. Una infección puede empeorar y causar daño a la delicada estructura del oído. Las infecciones graves pueden convertirse en meningitis o propagarse al cerebro y convertirse en una amenaza para la vida. Si tienes infecciones crónicas, pregúntale a tu médico qué puede hacer para reducir la exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies