Cirugía estética láser para todos

Los avances tecnológicos dentro del mundo de la medicina estética han sido muchos a lo largo de la historia. Y junto con estos avances, también se han desarrollado técnicas cada vez menos invasivas en todas las ramas de la cirugía, incluyendo por supuesto la cirugía estética. Uno de los avances más interesantes para este tipo de operaciones ha sido el láser. Vamos a repasar algunas de las aplicaciones de este sistema en lo que se conoce como cirugía estética láser.

Láser facial

El rostro es uno de los que se han visto más beneficiados por el uso del láser, ya que al tratarse de una zona del cuerpo tan visible, algunas veces no se podían realizar determinados cambios sin que se apreciaran al menos unas pequeñas cicatrices.

Sin embargo, hoy es posible realizar un lifting facial con cirugía estética láser, una eliminación de manchas y pecas o incluso la corrección de problemas de vista gracias a los diversos grados de intensidad del láser, y lo mejor es que no se aprecia ningún tipo de señal de que se haya intervenido, que es realmente el objetivo principal que se persigue en todas las operaciones de cirugía plástica.

Lipoláser

El lipoláser es un método que se vale de las longitudes de onda que se pueden controlar hoy con los avances tecnológicos para eliminar las acumulaciones de grasa en determinadas áreas del cuerpo. Con estos haces se destruyen los tejidos grasos y la piel se contrae, con lo que la figura se define y esculpe.

Lipoláser y cirugía estética láser

Lipoláser y cirugía estética láser

Las ventajas del lipolaser  son un postoperatorio mucho más corto que el de otras intervenciones y al igual que en el rostro, los signos son apenas imperceptibles, por no decir que invisibles gracias a la tecnología de la cirugía estética láser.

Otras aplicaciones

Pero el láser so sólo es útil para perfilar la figura o borrar manchas y arrugas. Los bisturíes láser son el futuro de las operaciones, ya que su corte es aún más preciso que los de acero, y además de pueden programar tanto para cortar como para ir cauterizando los cortes, reduciendo el sangrando y por tanto el riesgo de infecciones y problemas derivados de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies