Cómo tratar las quemaduras caseras

Agua hirviendo, estufas calientes o sustancias químicas corrosivas son sólo algunos de los posibles peligros que pueden provocar quemaduras cuando estamos en la intimidad de nuestro hogar, especialmente en zonas como la cocina o el baño. Hablamos de quemaduras caseras.

Pero, y si esto sucede, ¿ya sabes cómo reaccionar y tratar una quemadura? Por muy cuidadosos que podamos ser, no es posible controlar el 100% de todos los peligros. Por eso, debemos de contar con el conocimiento necesario para saber cómo lidiar con estas situaciones.

A continuación, te presentamos una pequeña guía que debes seguir en caso de sufrir una quemadura doméstica:

El primer y más lógico consejo que podemos dar es el de evitar cualquier nuevo contacto entre el agente causante de la quemadura y el cuerpo. En efecto, lo más probable es que ni siquiera tendrás que preocuparte por eso, ya que tu cerebro hará que evites el contacto nuevo con lo que causó el dolor. Es lo que normalmente llamamos: acto reflejo. Por ello, lo primero que debes hacer es alejarte o alejar de la persona afectada el agente causante de la quemadura.

Abre el grifo y deja caer agua fría en abundancia sobre la zona afectada; de esta forma, podrás eliminar los restos del agente causante de la quemadura (quemaduras por productos químicos), y a reducir la inflamación y calmar el dolor.

Luego, se debe analizar la quemadura para determinar de qué tipo es y cuál es su gravedad, ya que de esta forma sabrás si podrás curarla en casa o si tendrás que recurrir a la ayuda médica. Aunque en los casos más graves, ni siquiera vale la pena pensar dos veces y debas recurrir de manera inmediata a la ayuda médica, en otros casos esto no siempre es tan fácil de determinar; sin embargo, en cualquiera de los casos, nunca se debe de ignorar una quemadura; intentando, siempre, de tratarla con el mayor cuidado. Si no se tiene la certeza de la gravedad de la quemadura, debemos de recurrir a los servicios de urgencias del hospital más cercano. Allí sabrán siempre cuál es la mejor manera de tratar la quemadura.

En el caso de que se trate de una quemadura ligera, bastará con aplicar un antiséptico y un vendaje para evitar posibles infecciones que pueden desencadenarse después de la quemadura. Pero si el caso es más grave (quemaduras graves en más de un 10% de la piel, accidentes con la electricidad, ingestión de sustancias corrosivas, en la cara, en la zona genital, o en las zonas de los pies o las manos, etc.) es imprescindible que recurras a los servicios médicos de urgencia. No te olvides de cubrir la zona afectada con un paño humedecido.

Remedios y quemaduras caseras

Remedios y quemaduras caseras

Cuidado con los remedios contra quemaduras caseras

Así mismo, debemos de tener cuidado con algunos remedios caseros, como la lejía o la pasta de dientes, porque, en realidad son perjudiciales para las heridas (aumentan la gravedad de la quemadura e irritan la zona, respectivamente). Evítalos para no empeorar la situación.

Atención: si se trata de una quemadura por un producto químico, pero no sabes a ciencia cierta de qué producto se trata, lo ideal es marcar al servicio de urgencias o acudir al hospital más cercano. En estos casos, no coloques agua sobre la herida.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad