¿Qué es la conjuntivitis? Causas, síntomas y tratamiento

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva (el blanco de los ojos). Los primeros signos y síntomas son el enrojecimiento de la parte blanca de los ojos, picazón, lagrimeo, sensibilidad a la luz, entre otros, que pueden variar de acuerdo con la conjuntivitis presente. Los diferentes tipos de conjuntivitis varían de acuerdo con el agente patógeno involucrado.

La conjuntiva es la membrana transparente y delgada que cubre la parte frontal del globo ocular (el blanco de los ojos) y el interior de los párpados. La conjuntiva tiene como principal función proteger el ojo de las agresiones externas del medio ambiente, provocando el efecto de una reacción defensiva inflamatoria.

Habitualmente, la conjuntivitis dura de una semana a 15 días, pudiendo el tiempo de duración variar de acuerdo con el tipo de conjuntivitis presente. Puede ser aguda o crónica y afectar a un solo ojo (izquierdo o derecho) o los dos, por lo general, afecta a los dos (bilateral).

Bajo el punto de vista clínico, la conjuntivitis puede clasificarse según diferentes criterios: conjuntivitis aguda, sub-aguda y crónica (según su forma inicial y su evolución a lo largo del tiempo). Conjuntivitis serosa, mucosa, purulenta y pseudomembranosa (de acuerdo con la secreción que se produce). Conjuntivitis folicular, papilar, flictenular y papilar gigante (según los cambios estructurales de la propia mucosa, esto es, por la reacción tecidular).

La conjuntivitis también puede ser clasificada según el agente microbiano causal infeccioso (bacterias, virus, hongos o protozoos) y no infeccioso (alergias, mecánica, química o por radiación).

Conjuntivitis – Causas

Las causas de la conjuntivitis pueden ser de diverso orden, siendo la más común la infección provocada por diversos tipos de agentes patógenos. Estos agentes son, principalmente bacterias, pero también pueden ser virus y hongos, siendo los dos primeros los agentes más frecuentes en la causa de la conjuntivitis.

La conjuntivitis también puede ser causada por agentes químicos y físicos de orden diverso, como por ejemplo, cuerpos extraños, calor intenso, gases irritantes, rayos ultravioleta, productos cáusticos, humos, entre otros.

Algunos problemas de visión, como errores refractivos (miopía, astigmatismo, hipermetropía), en caso de que no dispongan de una corrección adecuada, también pueden causar conjuntivitis,; ya que pueden desencadenar un esfuerzo excesivo del aparato ocular y por lo tanto provocar la inflamación de la conjuntiva.

Conjuntivitis - Tratamiento

Conjuntivitis – Tratamiento

Conjuntivitis – Síntomas

Los síntomas de la conjuntivitis varían de acuerdo con el tipo de conjuntivitis. Sin embargo, independientemente del tipo de agente causante; los pacientes presentan, habitualmente, el mismo tipo de síntomas y signos.

En la conjuntivitis, los síntomas iniciales más frecuentes son el prurito, lagrimeo o resequedad en los ojos (lágrimas abundantes) y la fotofobia (sensibilidad a la luz).

El signo más evidente es el enrojecimiento de la parte blanca del ojo (ojos rojos). Este enrojecimiento es causado por la dilatación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva y, a veces, acompañado por el edema que rodea la córnea.

Usualmente, los párpados están rojos y tumefactos (párpados hinchados), tanto en su cara interna como en los extremos. Otro de los síntomas de la conjuntivitis frecuente es la fotofobia (sensibilidad a la luz) en los casos en que la inflamación es más intensa, así como picazón y a veces dolor en el ojo. La conjuntivitis no se asocia a la fiebre.

También es muy común la producción de secreciones, cuyas características varían en función de la causa de la conjuntivitis.

Conjuntivitis – Tratamiento

El tratamiento de la conjuntivitis es determinado por el agente causante de la enfermedad. La medicación o recurso a utilizar para curar la conjuntivitis varían de acuerdo con el agente responsable de la inflamación (virus, bacterias, hongos, etc.).

Si la conjuntivitis es causada por un virus, el tratamiento se realiza aplicando colirios de corticoide y lágrimas artificiales. En el caso de la conjuntivitis causada por bacterias se utilizan colirios antibióticos que deben ser prescritos por el médico, ya que algunos colirios están contraindicados y pueden provocar serias complicaciones y agravar la enfermedad.

La conjuntivitis causada por agentes químicos o físicos, suele evolucionar favorablemente y desaparecer al cabo de unos días sin tratamiento, a menos que surjan complicaciones.

Normalmente, el tratamiento para la conjuntivitis es eficaz en todos los casos, no existiendo muchas complicaciones, sin embargo, son posibles en determinadas situaciones. Una de las complicaciones de la conjuntivitis ocurre cuando se produce la infección de la córnea (queratitis). El tratamiento de la queratitis también se realiza con colirios antibióticos.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad