Consejos para elegir el nombre de tu hijo

Una de las cuestiones más importantes con la llegada de un bebé es la elección del nombre adecuado. El consenso entre los padres es necesario, pero también es preciso tomar en consideración otros factores. Por ello, si tienes dudas al respecto, a continuación, te presentamos algunos importantes consejos para tener en cuenta a la hora de elegir el nombre de tu hijo o hija.

Elegir el nombre de un bebé es una de las decisiones más importantes a la que los nuevos padres se van a enfrentar. Los nombres son una parte esencial de la identidad de las personas. A continuación, vamos a hablar un poco más acerca de este tema.

Sin duda, la llegada de un niño al mundo trae consigo todo tipo de cambios en una familia. Es preciso preparar la casa, reorganizar los horarios, las agendas y las prioridades.

Implica tener conciencia sobre la salud (en todos los aspectos) y también requiere la toma de algunas decisiones cruciales, como la elección del nombre de esta nueva persona que va a llegar al mundo.

Los nombres imprimen una marca importante en el futuro de esa persona. En realidad, una mala decisión en la elección del nombre puede ser un motivo de futuro de insatisfacción.

Cómo elegir el nombre de tu hijo

En ese momento, hay que tener muchos aspectos en cuenta. Hay aspectos culturales, por ejemplo, que influyen considerablemente (religión, país, etc.) en las tradiciones familiares. Todos estos factores siempre deben contemplar el bienestar del nuevo ser.

1. Debe ser una decisión de la pareja

El nombre elegido – independiente de cuál sea – debe ser producto del consenso entre los padres. La verdad, puede ser el primer acuerdo de muchos otros que los padres tendrán que establecer. Es un buen momento para dejar de lado la prisa o los caprichos y abrir los ojos para opciones capaces de satisfacer a ambos.

Si uno de los dos no gusta de un nombre, es mejor descartar esta opción. Existe una infinidad de opciones y alguna de ellas va a servir para llegar a un acuerdo. Para satisfacer a ambos padres, también existe la opción del segundo nombre.

2. Separar un tiempo adecuado

Es preciso dedicar todo el tiempo que sea necesario. Mientras que el embarazo avanza, los padres pueden sentirse presionados para elegir. Lo ideal en estos casos es no prestar mucha atención a esto y saber tomar el tiempo necesario para elegir el nombre del hijo que está por llegar.

3. Informarse sobre el tema

Es necesario informarse bien sobre el tema, ya que algunos nombres pueden tener referencias culturales de gran alcance. Los padres pueden disfrutar de los nombres de personajes de la literatura, políticos, famosos o de algún personaje histórico relevante.

Al buscar, la intención es buscar un nombre que se corresponda con los valores de ambos padres. Hay varias maneras para hacer esto. Incluso, hay libros que ayudan a conocer el origen de varios nombres.

Ciertamente, también hay fuentes en línea que pueden servir de orientación. Sin embargo, al comparar dos o más páginas en internet, podemos obtener información contradictoria. Entonces, presten atención a las fuentes de información a la hora de buscar.

4. Evitar la rigidez

No es recomendable adoptar una postura inflexible a la hora de elegir un nombre. “Tiene que ser el nombre de su abuelo porque sí y punto final”. Realmente este no es un argumento sólido, mucho menos favorable al acuerdo.

Si ambos padres no están de acuerdo con un nombre, es necesario buscar una solución en conjunto, de manera constructiva, hasta llegar a un consenso. Se recomienda ver todos los nombres como opciones, y no como sentencias indiscutibles.

5. Cuidado con las iniciales

A veces las casualidades de la vida hacen que se elija un nombre que puede causar problemas. Las iniciales del nombre de una persona siempre serán necesarias en algún momento. Una elección equivocada puede causar problemas con las abreviaturas.

Por lo tanto, lo ideal es que los padres presten atención a la combinación formada del nombre con los apellidos. Es preciso evitar que las iniciales, cuando el nombre está abreviado, puedan dar espacio para bromas.

Debemos recordar que los primeros años en la escuela pueden ser aún más difíciles si el niño tiene iniciales curiosas o divertidas en el nombre.

6. Nombres atemporales

A veces elegimos los nombres por alguna tendencia del momento. Con el tiempo, pueden convertirse en vacíos, ausentes de sentido y originalidad, lo que puede terminar siendo perjudicial para el desarrollo de la persona en el futuro. Puede suceder que el niño rechace su nombre porque simplemente no le gusta o porque cree que no suena bien.

Hay nombres clásicos y atemporales que no pierden el encanto ni en perjuicio de la persona a lo largo de su crecimiento. Podemos citar como ejemplo: Ricardo, Pedro, Ana, Beatriz, Daniel, entre otros.

Hay otros que pueden ser más coyunturales, como, por ejemplo, Madonna, Shakira, y otras combinaciones atrevidas. Los dibujos animados también marcan tendencias. Por eso es mejor analizar bien antes de decidir dar un determinado nombre a tu hijo.

Un nombre simple

La emoción suele influenciar a la hora de elegir el nombre de los hijos. Las estadísticas apuntan que un 6% de los padres se arrepienten de los nombres elegidos. En algunos casos, esto se produce por haber elegido nombres muy comunes.

Sin embargo, hay casos en los que el arrepentimiento surge por haber elegido los nombres difíciles de pronunciar. Se recomienda, por lo tanto, optar por nombres no muy complejos y fáciles de pronunciar.

Un homenaje

A veces el cariño lleva a querer poner un nombre que sirva de homenaje a una persona muy querida. Esto va a depender mucho de las historias particulares de cada familia y, de acuerdo con los argumentos y las circunstancias, va a ser una elección más o menos válida.

Elegir el nombre de tu hijo es una gran responsabilidad. Así, es preciso tomar el tiempo necesario y llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. No lo olvides: ¡no hay motivos para precipitarse!

 

Mas informacion sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad