Qué daña y qué conserva el esmalte de los dientes

Los jugos, refrescos y la comida fría son los mayores promotores de la llamada erosión dental, cada vez más común; sin embargo, existe una serie de otros factores que también amenaza la salud bucal y el color del esmalte de los dientes.

La erosión dental ha aumentado exponencialmente en los últimos tiempos. Caracterizada por el ataque de sustancias ácidas en el esmalte, esta enfermedad puede desgastar los dientes y desequilibrar la masticación si no es tratada de manera adecuada.

¿Qué se encuentra detrás de este problema de salud bucal? En la parte superior de la lista, el consumo de refrescos; así como los zumos de limón, naranja, fresa y piña, que también representan un peligro en ese sentido, y las bebidas isotónicas y energéticas. Conoce otros factores de riesgo y descubre qué hacer para evitar sus efectos nocivos:

¿Qué causa la erosión del esmalte de los dientes?

Enfermedades de base

En el reflujo gastroesofágico y la bulimia, los sustratos de los elementos que hacen la digestión viajan hasta la boca y atacan a los dientes.

Remedios

Jarabes para niños, ácido acetilsalicílico, ciertos antibióticos y líquidos de vitamina C efervescente entran en esta relación.

Drogas ilícitas

Sujetos adictos a la cocaína generalmente friccionan el polvo en la encía y los dientes. Hay sospechas de que el éxtasis también afecta a esta región.

Natación

Los atletas necesitan protegerse si se quedan mucho tiempo entrenando en piscinas tratadas con cloro. Tienen un pH muy bajo.

Contaminación

Ya existen estudios indicando que vivir en áreas con atmósfera llena de suciedad aumenta el riesgo de que el problema afecte a los más pequeños.

Hablamos sobre la erosión del emalte de los dientes

Hablamos sobre la erosión del emalte de los dientes

¿Cómo evitar la erosión del esmalte de los dientes?

No cepilles los dientes inmediatamente después de comer o beber algo ácido. Espera unos 30 minutos. Sólo no te olvides de la higiene bucal después de ese intervalo.

En vez del cepillado inmediata, realiza gárgaras con agua. Esto reequilibra el pH y aumenta la secreción de saliva, que tiene una acción protectora.

Permanece el menor tiempo posible con la bebida en la boca. Orienta a los niños a no jugar con el refresco o el jugo en el medio entre los dientes.

Masticar un chicle sin azúcar hace que las glándulas salivales trabajen con más rapidez para neutralizar los ácidos.

¿Vas a tomar una naranja? ¿Qué tal acompañar el aperitivo con queso o nueces? Alimentos con un pH bajo reducen la protección del esmalte.

Apuesta en el hielo: además de hacer el líquido menos ácido, la temperatura baja ralentiza un poco los procesos químicos, como es el caso de la erosión.

Invierta en popotes. El tubo de plástico entrega el contenido del vaso directo a la garganta, sin que exista contacto con los dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies