El efecto rebote eleva la mortalidad en personas con enfermedades cardíacas

Las consecuencias de la fluctuación de peso pueden ser aún más severas para aquellos que ya sufren disfunciones en el corazón. El efecto rebote puede ser perjudicial para la salud de las personas con enfermedades cardíacas.

Investigadores del Centro de Investigación Clínica Cardiovascular, en Nueva York, en Estados Unidos, han descubierto un gran motivo para mantener nuestro peso estable. Señalaron que los portadores de la enfermedad arterial coronaria (CAD) que han pasado por muchas variaciones de peso tienen un riesgo bastante más elevado de presentar accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón y muertes prematura.

Dicha enfermedad se caracteriza por la acumulación de placas de grasa en las arterias, lo que hace que el suministro de sangre al corazón se comprometa.

Más de 9500 personas con el trastorno fueron analizadas en el estudio, todas con edad entre 35 y 75 años. Además, los participantes tenían el colesterol alto y un historial de problemas cardiovasculares. Fueron examinados 12 veces durante casi cinco años para, entre otras cosas, revisar las fluctuaciones de peso.

Efecto rebote en la báscula

Efecto rebote en la báscula

Riesgo del efecto rebote en personas con problemas cardiovasculares

Después de que los expertos fijaron otros factores de riesgo, llegaron a la conclusión de que el grupo con mayor variación en la forma física tenía un riesgo 117% mayor de sufrir un ataque al corazón, 136% mayor de tener un derrame cerebral y un 124% mayor de morir a lo largo del experimento. No es poca cosa.

“Es importante perder peso. Pero los datos muestran que tienes que mantenerlo”, dijo Sripal Bangalore, autor de la investigación, en una entrevista al diario The New York Times. “Muchas veces las personas se encuentran motivadas cuando recién se proponen bajar de peso, y al alcanzar dicho objetivo, sienten que pueden relajarse. Tal vez esa nueva información pueda ser utilizada como estímulo”, completa. Es claro que las pequeñas oscilaciones son naturales. Sin embargo, el vaivén excesivo, de hecho, debe ser evitado.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies