Efectos del tabaco en los pulmones

Al fumar, el humo se propaga por todo el cuerpo perjudicando a casi todo los órganos vitales del ser humano, especialmente a los pulmones, motivado a que éstos se llenan de sustancias tóxicas (nicotina, monóxido de carbono, alquitrán, etc.) que impiden la función principal de los glóbulos rojos: el transporte de oxígeno a todos los órganos. La adicción que el cigarrillo desarrolla en los humanos es el factor que da inicio al deterioro de los miembros eminentes del sistema respiratorio y sus adyacentes, debido al consumo casi diario que desempeñan los adictos al tabaco.

A medida que se consume el cigarro, el humo inhalado trasciende por el interior del cuerpo, afectando gravemente el tejido pulmonar, quien tiende a envejecer y a proporcionar menos oxígeno. La secreción natural en los pulmones deja de funcionar correctamente ya que el humo del cigarro aumenta el tamaño y el espesor de la mucosidad, reduciendo la capacidad de protección contra gérmenes. La poca fluidez de aire en los pulmones motivado a la inflamación y/o irritación que presentan los bronquios y la tráquea por el consumo del cigarro, aumenta las posibilidades de tos y de neumonía severa.

Todo esto conlleva a dos efectos irreversibles y causantes de muertes prematuras: El cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El cigarro como lo indicamos anteriormente, perjudica principalmente la zona pulmonar ocasionando cáncer de pulmón, el cual encabeza la lista de los tipos de cáncer que a largo plazo pueden ser causados por el tabaco: Cáncer de boca laringe, de estómago, de esófago, etc., siendo el alquitrán la principal sustancia en el cigarro que causa el cáncer pulmonar.

Al fumar, el humo se propaga por todo el cuerpo perjudicando a casi todo los órganos vitales del ser humano, especialmente a los pulmones, motivado a que éstos se llenan de sustancias tóxicas (nicotina, monóxido de carbono, alquitrán, etc.) que impiden la función principal de los glóbulos rojos: el transporte de oxígeno a todos los órganos. La adicción que el cigarrillo desarrolla en los humanos es el factor que da inicio al deterioro de los miembros eminentes del sistema respiratorio y sus adyacentes, debido al consumo casi diario que desempeñan los adictos al tabaco.  A medida que se consume el cigarro, el humo inhalado trasciende por el interior del cuerpo, afectando gravemente el tejido pulmonar, quien tiende a envejecer y a proporcionar menos oxígeno. La secreción natural en los pulmones deja de funcionar correctamente ya que el humo del cigarro aumenta el tamaño y el espesor de la mucosidad, reduciendo la capacidad de protección contra gérmenes. La poca fluidez de aire en los pulmones motivado a la  inflamación y/o irritación que presentan los bronquios y la tráquea por el consumo del cigarro,  aumenta las posibilidades de tos y de neumonía severa. Todo esto conlleva a dos efectos irreversibles y causantes de muertes prematuras: El cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El cigarro como lo indicamos anteriormente, perjudica principalmente la zona pulmonar ocasionando cáncer de pulmón, el cual encabeza la lista de los tipos de cáncer  que a largo plazo pueden ser causados por el tabaco: Cáncer de boca laringe, de estómago, de esófago, etc., siendo el alquitrán la principal sustancia en el cigarro que causa el cáncer pulmonar.  El EPOC es un padecimiento que se caracteriza por la obstrucción de las  vías aéreas en los pulmones, causando la insuficiencia respiratoria. Los estudios afirman que el 20% o el 25% de los fumadores padecen de esta enfermedad benigna.

El EPOC es un padecimiento que se caracteriza por la obstrucción de las vías aéreas en los pulmones, causando la insuficiencia respiratoria. Los estudios afirman que el 20% o el 25% de los fumadores padecen de esta enfermedad benigna.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies