Gastrectomía vertical: conoce las ventajas de esta cirugía bariátrica

La gastrectomía vertical o «sleeve gastrectomy» en inglés, es un tipo de cirugía bariátrica realizada generalmente por videolaparoscopía. Consiste en la retirada de parte del estómago, siendo, por tanto, irreversible. Es llamada vertical porque saca buena parte del estómago verticalmente, dejando un tubo gástrico.

La gastrectomía vertical es parte de otra cirugía bariátrica, el «switch duodenal», que es una intervención que desvía el 90% del intestino delgado, promoviendo menor absorción de nutrientes.

Gastrectomía

¿Para quién es indicada la gastrectomía vertical?

Entre los años 2003 y 2005, algunos cirujanos indicaron la gastrectomía vertical inicialmente en pacientes de muy alto índice de masa corporal (IMC), para conseguir una pérdida de peso inicial y, posteriormente, realizar el «switch duodenal». Algunos han logrado sólo con la cirugía del estómago perder peso y no fue necesario, entonces, continuar con la segunda cirugía. Nacía, así, la idea de la gastrectomía vertical como una cirugía única para la pérdida de peso.

Esta cirugía bariátrica es indicada como cualquier otra: para pacientes con IMC mayor de 35 kg/m2, con enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión, entre otras; o bien, para aquellos con un IMC mayor de 40 kg/m2.

Ventajas de la gastrectomía vertical

La ventaja relativa de la gastrectomía es la de no modificar el trayecto de los alimentos por el tubo digestivo, por lo que no tiene efectos poderosos sobre la diabetes del tipo 2, siendo menos eficaz en este sentido que la gastroplastía en Y de Roux. También, con este tipo de cirugía, se tiene menor posibilidad de hernias internas y de una posible obstrucción intestinal.

Cuando se realiza por equipos experimentados en cirugía bariátrica, la intervención dura alrededor de 50 a 60 minutos, tiempo similar al requerido en una gastroplastía en Y de Roux.

Desventajas de la gastrectomía vertical

Sin embargo, como muchos procesos quirúrgicos, la gastrectomía vertical cuenta con algunas desventajas que deben de considerarse para su realización.

Su principal desventaja consiste en que se trata de una operación irreversible y, por la conformación anatómica del estómago después de la confección del tubo, puede provocar la aparición de reflujo de ácido del estómago hacia el esófago (es decir, que los pacientes que se someten a este tipo de cirugía pueden sufrir de acidez), incluso para aquellos que no tenían este problema en el pre-operatorio, pudiendo eventualmente empeorar esta condición si el paciente ya sufría con el problema antes de la operación.

Por lo tanto, el reflujo es contraindicado en este procedimiento; sobre todo, por el hecho de que la gastrectomía vertical puede provocar reflujo. Así mismo, deben de solicitarse algunos estudios que muestran la fisiología del esófago en el preoperatorio, en caso de que la gastrectomía vertical haya sido indicada por el médico.

Gastrectomía vertical

Si presentas cualquier tipo de duda al respecto, no dudes en consultar a tu médico. Además, ten en cuenta que sólo un médico especialista puede elegir este tratamiento; ante todo, por el procedimiento y cuidados que implica. Aun así, siempre se deberán de probar otros tratamientos que impliquen un cambio en el estilo del paciente, con el fin de evitar cualquier tipo de cirugía bariátrica.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad