La artritis y su impacto en la salud femenina

Usualmente se piensa que la artritis es una enfermedad que afecta sólo a las personas de avanzada edad, sin embargo las estadísticas muestran un panorama distinto: sólo en los Estados Unidos cerca de 23 millones de mujeres -de todas las edades- la padecen.

La artritis es el padecimiento crónico más comúnmente reportado por las mujeres. Puede destruir las articulaciones, dañar órganos internos, y usualmente limita la realización de las actividades cotidianas.

Existen más de cien variantes de artritis que causan dolor, inflamación o movimiento limitado de las articulaciones y el tejido conectivo de todo el cuerpo. Muchas de éstas, ocurren tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, algunas de las más comunes y dañinas, atacan mayormente al sexo femenino. Las tres formas más frecuentes son la osteoartritis, la fibromialgia y la artritis reumatoide.

Mantener un peso apropiado puede reducir el riesgo de desarrollar osteoartritis de las caderas y rodillas.
Evitar daños en las articulaciones por la realización de actividades deportivas, accidentes o repetición de movimientos durante la jornada laboral, puede reducir también este riesgo.

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa en la que se deteriora el cartílago que reviste las extremidades óseas de las articulaciones, causando dolor y pérdida del movimiento, a medida que los huesos comienzan a tener fricción entre ellos.

En la fibromialgia, el dolor generalizado afecta a los músculos y a las fijaciones de los huesos.

La artritis reumatoide es un trastorno del sistema inmunológico caracterizado por la inflamación del revestimiento de las articulaciones dentro de la actividad del sistema inmunológico corporal. La inflamación crónica causa el deterioro de la articulación, dolor y movimiento limitado.

Artritis reumatoide

Artritis reumatoide

Otras formas de la artritis

Otras formas serias y comunes de la artritis o trastornos asociados a ella, son los siguientes:

La gota: ocurre generalmente como resultado de un defecto en la química corporal. Esta dolorosa enfermedad ataca a menudo a las pequeñas articulaciones, especialmente al dedo gordo del pie. Por fortuna, la gota puede controlarse completamente casi siempre con medicamentos y cambios en la dieta.

El lupus eritematoso sistémico: es un trastorno serio. Puede inflamar y dañar las articulaciones y otros tejidos conectivos corporales.

La esclerodermia: es una enfermedad del tejido conectivo corporal que causa un espesamiento y endurecimiento de la piel. En casos muy serios, puede ser fatal.

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que afecta la espina dorsal. Producto de la inflamación, los huesos del espinazo crecen juntos.

La artritis juvenil es un término general que designa todo tipo de artritis en los niños. Éstos pueden desarrollar artritis reumatoide juvenil o formas infantiles de lupus, de espondilitis anquilosante o de otros tipos de artritis.

Aún no existe una cura para este serio problema de salud, sin embargo, no todas son malas noticias. Actualmente existe una perspectiva muy optimista para los pacientes que la padecen ya que con un diagnóstico precoz y un tratamiento apropiado, se pueden prevenir, significativamente, los niveles de incapacidad que usualmente genera. Asimismo, gracias a los adelantos de la investigación científica, se han producido nuevos tratamientos que moderan sus efectos negativos.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad