La cocaína puede ser letal al corazón

Un cuarto de los casos de infarto en personas menores de 45 años está asociado al uso de la cocaína.

El uso de drogas, en especial las ilícitas, representa uno de los principales males del mundo contemporáneo. Estas sustancias están cambiando los sentidos y reducen la conciencia de los individuos. De esta forma, comprometen la interacción social y la convivencia familiar, así como el rendimiento en la escuela y en la vida profesional. Además de todos estos daños, ya muy graves, hay riesgos directos para la salud, que no son pocos.

El corazón es una de las muchas víctimas tanto de las drogas ilícitas como del tabaquismo y del abuso de bebidas alcohólicas.

Uno de los psicotrópicos, la cocaína, es utilizada por cerca de 17 millones de personas en todo el mundo, con edades que oscilan entre los 15 y 64 años — es la mayor enemiga cuando hablamos de enfermedades cardiovasculares. Su uso es la causa de un cuarto de los ataques al corazón en personas con edad inferior a los 45 años, y este ha sido un creciente problema de salud pública.

Cerca de dos tercios de los infartos ocurren en hasta tres horas después de su consumo, que varían de un minuto a cuatro días — 25% ocurren en el plazo de 60 minutos.

Cocaína y problemas de corazón

El cuadro tiende a ser aún más terrible con la difusión del crack, la cocaína en forma de cristal, más barata, adaptada para ser fumada (la fórmula tradicional de la droga es en polvo, habitualmente inhalada), que causa mucha dependencia y lleva a consecuencias graves con riesgo muy alto de comprometer el corazón. Añádase a esto el hecho de que muchos usuarios también fuman cigarrillos tradicionales de tabaco o usan otras sustancias ilícitas, lo que aumenta la probabilidad de desarrollo de enfermedades cardíacas.

El peor escenario para el corazón se da con el consumo simultáneo de cocaína y alcohol, que genera una sustancia llamada cocaetileno, lo que aumenta tres veces el riesgo de arritmias y ataques cardíacos.

Cocaína es muy mala para el corazón

Cocaína es muy mala para el corazón

El problema toma dimensiones mayores cuando se considera el hecho de que muchas veces el usuario de drogas es joven y no busca ayuda cuando surgen los síntomas, ya que no se considera como perteneciente al grupo de riesgo de enfermedades cardiacas. Otras veces, estas personas niegan el uso de las sustancias prohibida por miedo a las consecuencias legales y la exposición social y familiar.

Por eso, es crucial que todos sepan que el secreto médico está absolutamente garantizado. Ningún profesional denunciará a una persona después de socorrerse en caso de uso de drogas ilícitas. ¡El objetivo de los profesionales de la salud es defender la vida! Por eso, es fundamental que las personas que consumen cocaína o cualquier otra sustancia lo mencione en sus visitas al médico, ya que esta información será relevante para evitar el uso de medicamentos que puedan interactuar con la droga, lo que trae serios problemas adicionales.

Por todos estos motivos, la mejor opción es evitar el uso de cocaína y todo tipo de drogas. Además de preservar la salud mental, escapar de la adicción ayuda a evitar que muchos jóvenes tengan problemas cardíacos y puedan dañar de manera irreversible el corazón de aquellos que más los aman.

Mas informacion sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies