La limpieza nasal debe hacerse todos los días

La limpieza nasal, entre otros hábitos de higiene, es importante para proteger contra los agentes alérgenos del día a día. En este artículo, te hablamos más sobre este importante hábito y algunas de las ventajas que conlleva.

No es algo común el realizar un lavado nasal durante la higiene diaria, ¿verdad? Pero el hecho es que este cuidado con las vías nasales puede ser muy importante para tu salud, tanto como el cepillado dental. Y es que es a través del tracto respiratorio que un buen número de agentes nocivos pueden ingresar a nuestro organismo y mermar nuestro estado de salud.

Puede parecer que no, pero el tracto respiratorio está expuesto a diferentes agentes alérgenos como el polvo, los hongos y el moho, además de factores irritantes, como el humo de cigarrillos, restos de materiales quemados, contaminación, polen y productos químicos. Y para eliminar todas las impurezas nada más eficaz que la limpieza de la mucosa nasal todos los días. A continuación, te hablamos más las características y ventajas de la limpieza nasal. Conócelos:

Descongestionante nasal

La falta de este cuidado puede ser el desencadenante de crisis alérgicas e, incluso, de obstrucción y congestión nasal. Esto provoca dificultades en el acto de respirar, además de irritaciones en los ojos y en la garganta. Al emplear un descongestionante nasal, estaremos limpiando nuestras fosas nasales y librándonos de elementos que pueden resultar perjudiciales para nuestro estado de salud.

imagen limpieza nasal

¿Cómo se debe realizar la limpieza nasal?

El lavado puede realizarse con solución de cloruro de sodio 0,9%, que se encuentra en productos específicos. La limpieza de las vías aéreas debe ser realizada por lo menos dos veces al día; aunque lo ideal es hacerlo tres veces, ya que ayuda al buen funcionamiento de la nariz.

Si sufres de algún tipo de enfermedad respiratoria, echa un vistazo a algunos consejos para ayudar en el control de este problema:

Mantener la casa limpia es importante

Realiza con frecuencia la limpieza de alfombras, tapizados, sofás, entre otros muebles, con productos adecuados; por lo menos dos veces a la semana, además de la limpieza diaria de los suelos fríos. El hábito ayuda a impedir la instalación de ácaros. Lo ideal es no tener dentro de casa cortinas, peluches y objetos que acumulen polvo; pero si cuentas con ellos, no olvides de limpiarlos repetidamente; ya que, de lo contrario, con el paso del tiempo se impregnarán en ellos una buena cantidad de microorganismos y otros elementos que pueden perjudicar seriamente a nuestro organismo.

Cuidado con el aire acondicionado

Evita dejar el aire acondicionado sucio. La limpieza y el mantenimiento de los sistemas de ventilación deben ser hechas con regularidad para asegurar una buena calidad del aire; además de prevenir la presencia de factores irritantes, como lo son los hongos patógenos y toxigénicos causantes de problemas respiratorios. Para entender mejor el funcionamiento del aparato, infórmate con la empresa responsable del equipo, y pregúntales cuál es la frecuencia ideal de higienización.

Limpieza nasal

¡Ten cuidado!

Evite la exposición prolongada a factores irritantes, como el humo de cigarrillos, perfumes, pinturas, esmaltes de uñas, removedores, productos de limpieza e insecticidas.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad