Los primeros signos físicos de depresión

Dolor en el vientre, en las sienes, en la espalda… Estos pueden ser algunas de las primeras señales de que alguien está a punto de sumergirse de cabeza en un cuadro depresivo, advierten los médicos. Son los primeros signos físicos de depresión.

Hay buenas probabilidades de que un síntoma físico aparezca mucho antes de que se manifieste la depresión y el resto de sus síntomas. Hoy en día los científicos lo saben: el cuadro depresivo tiende a emerger en forma de los más diversos tipos de dolor en el cuerpo. Y no hay que confundir esto con un proceso de somatización, en el que los trastornos emocionales producen malestar orgánico.

“Los circuitos que la depresión activa son íntimos de regiones del sistema nervioso, incluyendo el autónomo, que dirige el funcionamiento de los órganos”, explica Renato Sabbatini, neurofisiologista de la Universidad Estadual de Campinas, Unicamp. Ricardo Alberto Moreno, del Instituto de Psiquiatría del Hospital das Clínicas de Sao Paulo, afirma: “Cerca del 60% de los casos de la enfermedad se asocian a males orgánicos, la mayoría de ellos acompañados de dolor”.

Signos físicos de depresión, ¿Cómo sucede esto?

Los científicos apuntan a que el causante es el mal funcionamiento de la serotonina, de la noradrenalina y la dopamina. El trío de neurotransmisores, fundamental en la regulación del estado de ánimo, circula con menos eficiencia entre las neuronas, durante el cuadro de depresión, y eso dificultaría la transmisión de miles de mensajes químicos. Y así, en un efecto dominó, otros errores de comunicación comienzan a aparecer. “La ausencia de estas sustancias afecta diversas áreas, entre ellas las responsables de inhibir el dolor”, explica Telma Gonçalves de Andrade, especialista en psicofisiología de la Universidad Estadual Paulista.

El sistema inmunológico es otro de los afectados. “Los deprimidos corren un riesgo tres o cuatro veces mayor de enfermarse”, cuenta Sabbatini. También puede suceder que una serie de enfermedades aprovechen la brecha creada por los neurotransmisores. En otras palabras, que de repente la persona en estado de depresión que comience a enfermarse con mucha frecuencia, no debe conformarse con la vieja explicación: de que sólo es estrés. Es preciso reflexionar si no hay algo más profundo.

El sueño es otro tema relacionado con las malas funciones del cerebro cuando se está deprimido. Se sabe que la falta de serotonina afecta el periodo de sueño, pero este no es el único punto. El desequilibrio químico por detrás del trastorno emocional afecta a todo el ciclo circadiano, es decir, el reloj que regula el funcionamiento del organismo a lo largo de las 24 horas. Así, la persona pierde la sincronización con el medio ambiente, afectando la cantidad y, sobre todo, la calidad de las horas de pernoctaciones.

No hay que confundir la tristeza con la depresión

Los médicos quieren divulgar cada vez más a los laicos y a los propios compañeros que no siempre la melancolía es un estado de depresión. “La tristeza forma parte de la vida”, recuerda Sabbatini. Al mismo tiempo, no siempre la depresión se enmarca en el retrato de la persona con el corazón roto, encerrada en la habitación, solitaria. Ella puede estar detrás de los síntomas físicos – en casos raros, la angustia, ni llega a brotar, sólo los dolores del cuerpo, que afloran y quedan sin alivio hasta que los problemas mentales son tratados; ya sea mediante antidepresivos o tratamiento clínico.

Os contamos cuales son los primeros signos físicos de depresión

Os contamos cuales son los primeros signos físicos de depresión

Tratamiento de los signos físicos de depresión

Además de los remedios, los expertos apuestan por la psicoterapia; generalmente, bajo métodos cognitivo-conductuales, que estimulan a la persona deprimida a dejar de lado los pensamientos destructivos. “Estudios de neuro-imagen han demostrado que la eficacia de estos tratamientos es similar a la de los remedios”, revela María Helena Calil, profesora titular de psicofarmacología de la Universidad Federal de São Paulo y presidente de la Abrata. Cuando la depresión es tratada correctamente, los diversos dolores en el cuerpo comenzarán a desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies