No hay límites para la longevidad humana

La francesa Jeanne Calment, que entró a la historia como la persona que más tiempo vivió, murió a los 122 años, después de que su vida fuera ampliamente documentado por estudios científicos.

¿Qué factores contribuyen a que alguien que tenga una vida tan longeva?

Esto va desde el estilo de vida hasta la genética. Pero, un controvertido estudio realizado por un equipo de científicos y publicado en la última jueves, 28 de junio, en la revista Science, llegó a la siguiente conclusión:

El riesgo de una persona de morir se incrementa exponencialmente de los 65 años hasta los 80 años. Pero, a los 105 años, la gama de riesgos se estabiliza – lo que sugiere que a partir de ese punto no hay límite para la expectativa de vida humana.

“La creciente cantidad de personas excepcionalmente larga y el hecho de que la mortalidad después de los 105 años parece disminuir en estos grupos, sugiere fuertemente que la longevidad sigue aumentando con el pasar de los años y que, si hay un límite, este aún no ha sido establecido”, escribieron los investigadores.

“Las personas que tengan la suerte de pasar por los peligrosos 70, 80 y 90 años podrían vivir bien en sus 110 años, si la suerte está de su lado”, dijo Kenneth Wachter, autor mayor del estudio y profesor de demografía y estadística de la Universidad de California, en Berkeley.

La japonesa Gana Miyako es la persona viva más anciana del mundo a los 117 años, de acuerdo con el Gerontology Research Group; atribuye su longevidad debido al consumo anguila, beber vino tinto y nunca fumar.

El nuevo estudio se basó en datos de italianos con 105 años o más, recogidos por el Instituto Nacional de Estadística de Italia (ISTAT), entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2015. El ISTAT validó la trayectoria individual de supervivencia de cada persona que hubiera 105 años o más, incluyendo sus certificados de nacimiento. Según los investigadores, estos datos son de alta calidad garantizando “la precisión y la exactitud que antes no era posible.”

Datos utilizados anteriormente de centenarios (con 110 años o más), del Instituto Max Planck para la Investigación Demográfica sobre la Longevidad (IDL) eran “problemáticos en términos de registros de edad “, según los autores del estudio.

No hay límites a la longevidad

“Nuestros datos nos dicen que no hay un límite fijo para la vida humana a la vista”, dijo Wachter. “Muy pocos de nosotros puede llegar a esa edad, pero el hecho de que las tasas de mortalidad no están empeorando nos dice que hay un avance a ser conquistado para aumentar la longevidad después de los 80 a los 90 años, un descubrimiento que es valiosa y alentadora “.

Peligros anuales en escala logarítmica para el grupo de las mujeres italianas nacidas en 1904. Los intervalos de confianza fueron obtenidos de datos de Human Mortality Database (HMD) para edades de hasta 105 años y del ISTAT para edades por encima de eso. (A) Closeup con intervalos de confianza de 95% basados solamente en los datos de una sola cohorte. (B) Visión amplia con meseta estimado por encima de los 105 años (línea punteada negra) y bandas de confianza de 95% (naranja) predichas a partir de los parámetros del modelo de la base de datos del ISTAT, junto con una predicción en línea recta (negro) de la adaptación de un modelo de Gompertz para las edades de 65 a 80 años.

Específicamente, el estudio mostró que las personas con 110 años de edad tenían las mismas probabilidades de seguir viviendo en comparación con aquellas de entre 105 y 109 años – una oportunidad de medio a medio (50/50) de morir dentro de un año y una expectativa adicional de 1,5 años.

Este nivel responde a la forma como el riesgo de muerte aumenta sin cesar a medida que envejecemos, a partir de los 40 años, compara Wachter.

“Si las tasas de mortalidad continúan subiendo en la misma proporción que suben de los 40 a los 90 años, entonces habría una fuerte barrera para el progreso en las edades extremas – retornos decrecientes para cambios de comportamiento o para los nuevos avances médicos”, cree Wachter. “El hecho de que estas tasas se nivelen da esperanza de que hay espacio para estos avances”.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad