No te piques las orejas. No te metas cosas en los oídos

Nuevas recomendaciones refuerzan la importancia de no meterse en el oído cualquier objeto y buscar ayuda médica cuando hay necesidad.

La Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello ha actualizado sus directrices acerca de la limpieza de la cera del oído.

El documento concientcia sobre la importancia del material viscoso para la salud auditiva. “La cera de los oídos lubrica la región, controla la temperatura y evita la invasión de bacterias“, enumera el otorrino Alfredo Lara, del Hospital Cema, en São Paulo. Más: meter barras flexibles, llaves o clips en el agujero de la oreja está relacionado con la irritación, infecciones y hasta lesiones más graves, como la rotura del tímpano.

¿Qué no hacer?

Limpiar el oído de los demás.

Insertar cualquier objeto pequeño.

Usar velas terapéuticas. Su efecto no está comprobado.

¿Qué hacer?

Acudir a tu médico de confianza si presentas signos de pérdida de la audición.

Preguntar acerca de las maneras correctas de quitar exceso de cera en el oído.

Visitar al especialista cuando hay sangrado o dolor.

Alrededor de un 10% de los niños, el 5% de los adultos y el 30% de los ancianos sufren con el exceso de cera.

Limpieza y cuidado de los oídos

Limpieza y cuidado de los oídos

La cera tiene su papel

1. Fábrica

El cerumen es producido por las glándulas del canal auditivo. Es esencial para protegernos de los agentes infecciosos y mantener las estructuras del aparato auditivo en buen estado.

2. Renovación

La sustancia es producida continuamente y fluye de adentro hacia fuera. Poco a poco, se va envejeciendo y endureciendo. Es en este momento que cae de la oreja y se va durante el baño.

3. Acumulación

Sucede que algunos individuos sueltan cera en exceso. Esta se acumula y llega a bloquear el tímpano, lo que reduce la captación de sonidos del entorno.

4. Agravamiento

El uso de barras flexibles (hisopos) o de otros objetos, sin embargo, empeora el cuadro. Esto es porque empujan la cera hacia el fondo.

¿Útil hasta para los robots?

No bastando para los servicios prestados a los humanos, la cera debe conquistar el mundo de las máquinas: la ingeniera Alexis Claus se dio cuenta del poder de sellado de la secreción cuando su novio se quedó con el oído lleno de agua en un viaje. Ahora ella analiza diversos usos del cerumen en el Instituto de Tecnología de Georgia, en los Estados Unidos. El objetivo es crear versiones sintéticas para los sistemas de ventilación de los robots.

Mas informacion sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies