Patología oral en el anciano

Considerando que el área de estudio que trata sobre las enfermedades e incapacidades que se pueden presentar en la vejez se llama «Geriatría», no siempre es posible hacer una clara diferencia entre la Geriatría y la Gerontología, ya que los procesos físicos que se presentan al envejecer y los factores externos que influyen en los mismos, asumen importancia en la patología del adulto mayor.

Dentro del área de la Geriatría, se considera el estudio de la odontogeriatría, rama que se enfoca al conocimiento de las enfermedades orales de la vejez.

Partiendo desde este punto de vista, la patología oral en el anciano se puede considerar como parte de la degeneración general de los tejidos del sistema estomatognático, conforme al proceso de envejecimiento; sin embargo, es difícil establecer un patrón que separe lo patológico del proceso normal de envejecimiento, teniendo que investigarse más a fondo los cambios morfológicos y morfopatológicos que se pueden producir con la edad, tomando en consideración factores externos, como traumatismos, infecciones, degeneraciones, etc…para establecer una diferencia e, incluso, conocer el origen o los mecanismos que actúan tras un diagnóstico.

Un concepto que muchos ancianos creen que trae el llegar a viejo, es el achaque inevitable de perder dientes, tenerlos desgastados, fracturados o con caries, resignándose a sus molestas consecuencias. La falta de información, de educación y de asesoramiento correcto se suma a los escasos medios económicos, así como a la tendencia a la depresión por perdidas, y a no aceptar las innovaciones en la cavidad oral. Si a esto agregamos que se requiere de una pequeña cirugía, se explica la tendencia a rechazar ofertas que pueden mejorar el estado bucal.

El factor determinante que hace que un anciano acuda al cirujano dentista, es el de que perciba una necesidad de tratamiento y que despierte conciencia de la importancia de su salud. Este tipo de pacientes requieren del manejo de habilidades y técnicas del cirujano dentista.

Las enfermedades o problemas que el anciano suele consultar no difieren mucho de las de un adulto. Sin embargo, hay razones erróneas que explican la decisión de muchas personas ancianas de no querer visitar al dentista, entre las cuales enumeramos algunas de ellas:

1.- El aceptar que la degeneración dental, es inevitable e irreversible consecuencia de la vejez.
2.- Las enfermedades bucodentales son menos importantes que otros padecimientos físicos.
3.- La creencia de que las prótesis dentales son el mejor sustituto de la dentición natural, y a veces los propios ancianos solicitan las extracciones de las pocas piezas dentales aun sanas y valiosas que les quedan.
4.- La reducida capacidad para caminar o moverse y otras incapacidades que llegan a tener, lo cual hace que dependan de otras personas que las puedan acompañar a un consultorio dental.
5.- Enfermedades psiquiátricas, neurológicas, o patológicas.

Dentro de las patologías o cambios y trastornos morfológicos que se han observado en el anciano se encuentran:

1.- Dientes con caries remanentes, con fracturas, caries radicular, atricción, erosión, abrasión, etc…
2.- Restos radiculares.
3.- Cambios en los tejidos duros y blandos.
4.- Prótesis antiguas, descuidadas, en ajuste, que precisan un
rebase, fracturadas, que necesitan reparación o reemplazo.
5.- Encías sensibles, sangrantes, inflamadas crónicamente, con
enfermedad periodontal, a veces en grados severos.
6.- Problemas de la articulación temporomandibular.
7.- Manifestaciones bucales por enfermedades sistémicas.
8.- Repercusión oral por fármacos.
9.- Procesos infecciosos ( principalmente por micosis).
10.- Queilitis comisural.
11.- Alteraciones linguales (lengua ardorosa, fisurada, negra,
geográfica, depapilada etc. )
12.- Resorción alveolo gingival por involución, osteoporosis.
13.- Cáncer oral ( neoplasias primarias y metastásicas), leucoplasias, liquen, plano.

Dentro de todas estas patologías, podríamos establecer una división de mayor frecuencia, vistas en una práctica odontológica geriátrica diaria, que son detectadas más comúnmente sin restarle la importancia que requieren todas ellas.

Dentistas para personas mayores

Dentistas para personas mayores

PERDIDA DE DIENTES

La sucesiva pérdida de dientes que puede llevar al estado edéntulo total, produce un cambio notable en la cavidad oral del anciano. Esta pérdida nos da un rostro clásico del anciano desdentado, con las mejillas hundidas, la barbilla prominente, los labios retraídos, la mordida colapsada y una nariz colgada en poco o mucho.

La pérdida de los dientes no va necesariamente unida a la vejez. Va de acuerdo a educación, raza, cultura, nutrición y a la nula atención en salud integral del individuo y de los procesos patológicos intermitentes que afectan a un órgano dentario.

Existe un porcentaje muy alto de un 96% aproximadamente, de personas senectas que tienen una dentadura parcial o total y pocas realmente con una dentadura rehabilitada.

ATRICCIÓN DENTAL

Se produce con la edad y es atribuible a factores externos que producen que el esmalte y la dentina sufran cambios escleróticos.

La mala posición de los dientes en alineación con sus antagonistas y el uso cotidiano de una dentición natural que produce un progresivo desgaste en el esmalte dental a través del tiempo. Otro factor importante es el estrés que se presenta en personas que viven una vida agitada y emocionalmente compleja, la cual se ve reflejada en un desgaste oclusal y traumatismo mandibular.

CARIES DENTAL

No es un factor decisivo del envejecimiento, ya que se presenta desde muy temprana edad en la vida. Sin embargo, es uno de los factores más predominantes en la pérdida de órganos dentarios, junto con las parodontopatías.

A medida que avanza la edad, el proceso de caries tiende a hacerse más crónico y prosigue con menos síntomas que en individuos jóvenes. Las extensiones por caries en esta edad son encontradas con mayor frecuencia en los cuellos cervicales de los dientes, originando complicaciones, tanto para el paciente como para el profesional de la salud, que requiere de tomar medidas en ocasiones drásticas o de consecuencias mayores, como son las extracciones.

La terapia endodóntica, en estos casos, no esta contraindicada, aunque sus resultados son menos predecibles al éxito, ya que el conducto radicular en ocasiones, tiende a calcificarse, lo cual dificulta el paso del instrumental para un resultado exitoso de este tratamiento.

SARRO DENTARIO

Es uno de los factores externos predominante para la pérdida de los dientes. Es frecuente encontrarlo en un porcentaje elevado, debido a la poca o nula educación e información odontológica que poseen los ancianos en el aspecto profiláctico y la poca frecuencia de visitas al dentista. Es frecuente encontrar este tipo de padecimiento en personas con baja autoestima, depresivas y con ausencia de autocuidado, en donde intervienen factores biopsicosociales, enfrentándolos a pérdidas durante el transcurso de sus vidas.

PARODONTOPATÍAS

Esta es otra de las causas de pérdida dentaria. Va desde una gingivitis simple, hasta una periodontitis severa, y esáan íntimamente relacionadas con la presencia de placa dentobacteriana y sarro dentario, así como obturaciones extensas de amalgamas o incrustaciones mal ajustadas que originan estancamiento de los alimentos que lesionan los tejidos, produciendo bolsas parodontales que conducen a inflamación y dolor, hasta colapsar el periodonto lo cual da como resultado la pérdida de los dientes. Este tipo de patología se encuentra con frecuencia en la práctica odontológica geriátrica diaria. En casos extremos, se pierden todos los tejidos de sostén del diente y la reabsorción ósea es irreversible, dejando al descubierto tres cuartas partes de la raíz del diente.

CANDIDIASIS

Las encontramos como un problema especifico en el anciano. Está relacionada con cualquier cambio que pueda disminuir la resistencia del huésped. La incidencia es alta y esto puede deberse a la presencia de condiciones que presenten una deficiencia vitamínica y, en muchos casos, una higiene bucal deficiente.

La higiene de las prótesis dentales, ya sean parciales o totales, es de suma importancia para la salud de los tejidos de soporte.

La introducción de los materiales dentales artificiales, la edad, la pérdida de los dientes y el uso de prótesis crean unas condiciones favorables para que aumenten las poblaciones de Cándida albicans. Las levaduras del género Cándida son unas células redondeadas de 3 a 5 micras, gram positivos y un metabolismo principalmente aerobio, las cuales pueden encontrarse formando parte de la flora microbiana normal de la boca, principalmente a nivel de la lengua, paladar y mucosa oral, así como otras partes del tracto digestivo.

Se considera la edad como un factor de riesgo frente a las infecciones por Cándida. Desde el punto de vista fisiológico, la pérdida de los dientes, la atrofia de las mucosas y alteraciones en la composición cualitativa y cuantitativa de la saliva, microtraumatismos inducidos por las prótesis mal ajustadas, la maceración de la mucosa causada por las prótesis dentales en sus zonas de apoyo favorecen la progresión de estas levaduras.

Desde el punto de vista patológico, las enfermedades sistémicas, la administración medicamentosa, la disminución de la saliva inducida por los fármacos crea condiciones propicias para el desarrollo de una candidiasis clínica, aguda o crónica. El conocimiento previo del estado del portador es importante, ya que nos da la información sobre las posibles complicaciones que puede tener el paciente, antes de aplicar cualquier tratamiento que conduzca a una situación de riesgo.

La Cándida albicans tiende a estar con mayor frecuencia en personas que utilizan prótesis, en personas con caries sin tratar y personas fumadoras, sobre todo aquellas que utilizan pipa. La estomatitis por prótesis todavía se encuentra siendo investigada.

MALIGNIDAD (TUMORES)

Aunque son raros, su incidencia aumenta conforme avanza la edad.

Las principales neoplasias malignas aparecen con mayor frecuencia en el labio, lengua y piso de la boca, siendo vulnerables otras áreas de la ésta. Es significativo que estos tumores cursen con ausencia de sintomatología en sus fases de inicio. Cabe hacer la diferencia entre las fases precoces de un cáncer y las lesiones inflamatorias en la cavidad oral. Su etiología se desconoce, pero se ha visto mayor desarrollo en personas con una boca en descuido y una higiene oral deficiente. Un tejido sano normal, muy raras veces da lugar a un cambio neoplásico. Dentro de los que más desarrollo tienen están: cáncer del labio, cáncer de lengua, cáncer del piso de la boca y cáncer de las glándulas salivales.

TRATAMIENTOS

Dentro de las patologías ya mencionadas, el tratamiento debe realizarse del mismo modo que el especialista en geriatría considera el problema de otros órganos y sistemas. Debe intentarse, siempre que sea posible, la conservación de los órganos, llevando a cabo la extracción sólo para salvar la vida o mejorar la calidad de la misma.

La rehabilitación oral debe ser conservadora. El tratamiento de conservación de los dientes naturales en el anciano es muy importante, ya que adquiere un grado óptimo. Siendo un proceso involutivo, se generan pérdidas durante el trayecto; la capacidad de adaptación a los cambios drásticos o repentinos, implica en ellos un creciente esfuerzo, aunado al deterioro funcional de los músculos orales y faciales. La elaboración de la historia clínica con todos los datos y un examen de diagnóstico realizado con una especial atención a las personas ancianas, además de establecer una relación de confianza y empatía influyen en el éxito terapéutico. El dentista es responsable de tomar la decisión conveniente en cuanto al tipo de tratamiento dental. El personal de apoyo que trabaja directamente con el anciano debe estimular la cooperación del familiar más cercano.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad