¿Por qué vomita mi bebé? Principales causas de vómito en los bebés

Los vómitos del bebé suelen dejar a los padres en estado de alerta. Sin embargo, las causas no siempre están relacionadas con enfermedades graves. A continuación, te informamos sobre las principales causas de vómito en los bebés.

Es común que los bebés vomiten en las primeras semanas de vida. Es una condición normal porque se están acostumbrando a recibir alimento de una forma diferente y sus cuerpos están en pleno desarrollo. Si te preguntas por qué tu bebé vomita, tienes que entender que hay varias causas que pueden llevar a esta situación.

A continuación, vas a descubrir algunas de las causas más comunes que producen vómitos en los bebés; las cuales van desde la indigestión, un período de llanto prolongado, mucha tos, hasta la posibilidad de que estén enojados por viajar en coche, por ejemplo.

Muchas enfermedades pueden provocar vómito en la infancia; por lo que podemos esperar que el bebé presente episodios de vómito mientras crece y se desarrolla. En general, es algo que termina rápido y no requiere tratamiento. A continuación, te presentamos las principales causas de vómito en los bebés:

Problemas con la alimentación

Durante los primeros meses de vida, el vómito suele estar asociado con problemas a la hora de alimentarse. El exceso de alimento causa el vómito. Otro factor menos común es la alergia a las proteínas presentes en la leche materna o la leche de fórmula.

Infecciones virales o bacterianas

La congestión y las enfermedades respiratorias provocan vómito en muchos casos, especialmente cuando hay tos. La mucosa acumulada durante los resfriados también puede crear un obstáculo en la tráquea y provocar el reflejo de vomitar. De esta forma, muchos bebés echan la mucosa de sus organismos.

Llanto excesivo

El llanto prolongado también es una causa común del reflejo de vomitar. Cuando esto sucede y el bebé no presenta otros síntomas, no hay razón para preocuparse.

Mareos al viajar en coche

Si su rutina diaria incluye largos viajes en coche, es posible que la causa del vómito esté relacionada con el movimiento del vehículo. Esto sucede porque no hay una conexión entre lo que el niño ve y la manera como su cuerpo se mueve.

Sustancias tóxicas

Otra causa de vómitos en bebés es la ingestión de una sustancia tóxica. Las más comunes son remedios, plantas o cosméticos. Además, ciertos alimentos o agua no tratada pueden producir una intoxicación en el organismo del bebé.

Obstrucciones intestinales

El vómito repentino y persistente puede ser una señal de muchas enfermedades, incluyendo la obstrucción intestinal. Si tu bebé lo produce en grandes cantidades, no se alimenta bien y presenta otros síntomas, es necesario consultar con el pediatra lo más rápido posible.

Normalmente, los ataques de vómitos duran poco tiempo y, si no se trata de una enfermedad grave, tu bebé no va a necesitar de tratamiento. Sólo debes asegurarte de mantener al pequeño bien hidratado. Si el bebé parece estar sano y si su peso está dentro del rango aceptable, no debe preocuparte.

¿Cuándo llevar al bebé con el médico?

En ocasiones, el vómito es un signo de enfermedades más graves. Es necesario buscar el médico cuando observes algunos de los siguientes síntomas:

  • Signos de deshidratación: boca seca, ausencia de lágrimas, y menos orina de lo que el bebé normalmente produce.
  • Fiebre.
  • Falta de apetito.
  • Vómitos que duran más de 12 horas, o que son muy abundantes.
  • Erupción cutánea alérgica.
  • Somnolencia o irritabilidad.
  • Abdomen hinchado.
  • Sustancias anormales en el vómito (sangre o bilis, que le da un tinte verdoso al vómito).

¿Qué hacer cuando mi bebé vomita?

Mantenerlo hidratado. Junto con el vómito, salen del cuerpo muchos líquidos, de los cuales el bebé necesita. Por eso, deben ser restaurados para que el pequeño no se seque y se quede como una uva pasa, todo arrugado y sin líquido en el cuerpo. Evita darle jugos artificiales o bebidas gaseosas. Pregunta al pediatra si es preciso ofrecer una solución de rehidratación oral.

Cuida la alimentación. Si el bebé ya come alimentos sólidos, evita dar comida picante o dulce. Comienza a introducir la dieta con líquidos, cereales y otros alimentos fáciles de digerir.

Trata de hacer que el bebé descanse. El sueño es uno de los mejores remedios para calmar a tu bebé. Durante la siesta, los intestinos del pequeño son descargados, lo que automáticamente va a disminuir el vómito. Debes estar siempre atenta o atento para ayudar a tu hijo en caso de que vomite mientras duerme.

Aunque el vómito deja a cualquier padre o madre en estado de alerta, por lo general no se trata de nada preocupante. Toma las medidas necesarias para que el organismo de tu bebé vuelva a la normalidad y consulta a un médico cuando notes que los síntomas no mejoran o que tu bebé no se comporta como lo hace normalmente.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad