Principales causas de los problemas cardíacos

Los problemas cardíacos o las enfermedades cardíacas forman parte de las principales causas de muerte de hombres y mujeres en los Estados Unidos. Existen numerosos tipos de enfermedades cardiacas sin embargo la más común es aquella que manifiesta un estrechamiento o bloqueo de arterias coronarias, que forman parte de los vasos sanguíneos que le suministran sangre al propio corazón, denominada ésta: enfermedad de las arterias coronarias. El padecimiento de ésta enfermedad puede generar numerosos infartos.

La insuficiencia cardíaca también se considera como un problema de esta magnitud y ostenta una condición que no permite bombear suficiente sangre al resto del cuerpo, acarreando como síntomas la inflamación del hígado y del abdomen. Los problemas cardíacos pueden desarrollarse a raíz de muchos factores, sin embargo es importante conocer cada uno de ellos para prevenir futuras enfermedades.

Obesidad y problemas cardíacos

Obesidad y problemas cardíacos

Entre las causas más significativas tenemos:
El tabaquismo: La mayoría de las personas que fuman cigarrillos y productos que contengan una gran cantidad de tabaco poseen un alto riesgo de sufrir enfermedades del corazón y aneurisma de la aorta abdominal. Los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) afirman que los efectos del tabaquismo han causado alrededor de 445.000 muertes en un año en los Estados Unidos.

La verdad es que el tabaquismo ha causado más muertes al año que las que causan juntos el VIH, el consumo de drogas y alcohol y los accidentes automovilísticos. No solo por los problemas cardiacos que derivan sino por los numerosos cánceres que puede producir.

Colesterol alto
: Volviendo a utilizar a Estados Unidos como referencia, más del 25% de la población posee niveles de colesterol en la sangre lo suficientemente elevados para padecer de problemas cardiovasculares. Muchos conocen la gravedad de poseer un colesterol alto, sin embargo, desconocen de su significado y lo más importante, de las formas de prevenir que eso ocurra.

El colesterol es una sustancia que se asemeja mucho a la cera y se encuentra básicamente en todo nuestro organismo; esta se encarga de crear la membrana celular, algunas hormonas y la vitamina D. El colesterol puede provenir de alimentos que consumimos o del mismo organismo. Haciendo hincapié en el primer factor, el consumo excesivo de alimentos como carne, leche y derivados (productos lácteos), yema de huevos, pescados y aves pueden elevar nuestro colesterol. Cabe destacar que las grasas saturadas que se alojan en estos alimentos son las responsables de que esto suceda.

Obesidad: La obesidad tiende a ser una causa de los problemas cardíacos, por el gran aumento a lo que volumen y gasto cardíaco respecta. Esto se debe a la baja resistencia periférica que posee el corazón. Siendo más específicos, con el aumento de la presión arterial, las personas con sobre preso desarrollan hipertrofia en el ventrículo izquierdo y agrandamiento de la aurícula izquierda que a su vez aumentan el riesgo de insuficiencia cardíaca.

Se manifiesta a veces como una enfermedad metabólica o a raíz de un exceso de alimentos ricos en grasas saturadas, que acarrea otro factor ya mencionado anteriormente: El colesterol alto. La inactividad física también juega un papel importante para desarrollar la obesidad y a raíz de esto, el ejercicio se ha vuelto un factor importante para prever los problemas cardíacos, siempre y cuando se involucre una dieta balanceada.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies