Qué es la gripe aviar y cómo se contagia

La gripe aviar es una infección o enfermedad que tiene origen en un virus que se propaga entre las aves. Esta gripe está en la clasificación tipo A de la familia Orthomyxoviridae. Estos virus que transmiten la gripe aviar son virus ARN segmentados, que se encuentran en cadena negativa. Los virus que se presentan en esta enfermedad están clasificados en base a la manera en que pueden desarrollarse.

El tipo de desarrollo de estos virus se divide en A, B y C, basándose en el carácter antigénico de alguna proteína del núcleo interno. El tipo A es el único que tiene la capacidad de causar infecciones en las aves, mientras que el B y C pueden infectar de modo primario al ser humano y a veces a los cerdos.

La primera vez que esta enfermedad se identificó fue alrededor de principios de siglo XX en Italia, a partir de allí se ha manifestado y propagado en distintas partes del mundo como en los continentes asiático y africano. Sin embargo, es una enfermedad que también se ha presentado en humanos según expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que consideran que existe una alta probabilidad que se haya dado el primer contagio o caso de transmisión entre humanos, en una familia del pueblo de Karo en Sumatra, donde ocho miembros resultaron infectados en mayo de 2006.

Que es la gripe aviar

Que es la gripe aviar

La enfermedad se puede propagar de manera muy fácil entre las aves de corral, ya que estas especies son las más vulnerables al virus.

También puede existir contagio de ave a humano, el cual se produce cuando una persona tiene contacto directo con un ave infectada o con objetos contaminados con sus heces. Hasta ahora nunca se ha producido un contagio de persona a persona ni mucho menos por vía alimentaria, sin embargo es probable que suceda según la OMS.

¿Qué es la gripe aviar?

La gripe aviar, también conocida como la gripe del pollo, es una infección que afecta principalmente a las aves. Ella es causada por el subtipo H5N1 del virus de la Influenza tipo A.

Existen 3 tipos básicos de este virus (A, B, C), siendo que cada una de estas valoraciones afecta con más frecuencia de ciertos tipos de animales.

Los subtipos H5 y H7 tienen afectada básicamente aves, pero pueden, en ocasiones, ser transmitidos para los mamíferos, incluidos los humanos.

Así, la enfermedad resultante de la infección por H5N1 alcanza sobre todo de aves acuáticas y de corral (pollo, pavo, pato, ganso, el cisne). Sin embargo, posee la característica potencial de ser transmitida al hombre.

Síntomas de la gripe aviar

Los síntomas de la gripe aviar son similares a los de la gripe común:

  • Aparece de repente;
  • Fiebre alta;
  • Tos;
  • Dolor al tragar;
  • Congestión nasal;
  • Falta de aire;
  • Problemas respiratorios;
  • Dolores musculares;
  • Dolor de cabeza;.
  • Escalofríos.

Sin embargo, la gripe aviar se caracteriza por su intensidad y gravedad. La enfermedad tiene una glicoproteína más alta, o sea, hay un riesgo más alto de la gripe aviar evolucionar a una enfermedad grave.

Incluso en personas que no tienen el sistema inmunológico comprometido, la enfermedad se manifiesta de forma grave, con una tasa de mortalidad de aproximadamente el 60% de los casos.

Transmisión de la gripe aviar

El virus se propaga entre las aves, a partir del contacto con animales infectados, así como sus secreciones o excreciones.

La gripe aviar también puede propagarse por medio de equipos, ropa, alimento, agua y otros objetos contaminados.

Es importante resaltar que la transmisibilidad del virus de la ave para el ser humano es relativamente baja. Además, la transmisión de persona a persona sólo se observó en muy raras ocasiones.

Tratamiento de la gripe aviar

El tratamiento de la gripe aviar, cuando alcanza el hombre, se hace con medicamentos antivirales. Los más importantes son: amantadina, rimantadina, zanamavir y oseltamivir (Tamiflu), y cuentan con acciones efectivas en 70 a 90% de los casos.

Los demás tratamientos han sido utilizados como soporte para los problemas respiratorios. Los antibióticos se utilizan para reducir las infecciones por micoplasmas y las infecciones bacterianas secundarias.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad