¿Qué es la Toxoplasmosis? Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis una enfermedad provocada por un parásito presente en todos los lugares y que alcanza el cuerpo humano, en especial el globo ocular, el toxoplasma: que es el agente causante de esta enfermedad. La toxoplasmosis es muy común y alcanza desde recién nacidos a los mayores, siendo más común en el adulto joven. El toxoplasma llega a la retina y se extiende a otras partes del ojo, provocando diversos síntomas molestos.

Causas de la toxoplasmosis

La principal forma de contagio es a través de la ingesta de alimentos y agua contaminada, además de los alimentos mal cocidos, en especial, la carne. La toxoplasmosis no se transmite por el contacto físico, pero una causa importante de la enfermedad es la forma congénita. Los animales domésticos, especialmente los gatos, también pueden representar una alerta, ya que el parásito puede ser eliminado a través de las heces del animal. Una forma rara de transmisión sería a través de agujas contaminadas o de trasplantes, sin embargo, este caso es muy raro.

Causas de la toxoplasmosis

Síntomas de la toxoplasmosis

Sus principales síntomas son visión borrosa visual, causando una baja de la visión, sensación de puntos negros, llamadas también “moscas volantes”, e irritación en los ojos, por lo que estos suelen tener una coloración rojiza.

Diagnóstico de toxoplasmosis

El diagnóstico se realiza, básicamente, con base en un examen oftalmológico realizado por un médico especialista. Después de las quejas del paciente, se hace el examen de fondo de ojo. También se puede hacer uso de exámenes de sangre para dar un respaldo mayor.

Tratamiento de la toxoplasmosis

El tratamiento de la toxoplasmosis es hecha a través de medicamentos durante unas cuatro semanas. Pero la mejora se produce a depender de la localización de la lesión.

A pesar de que existe cura para este padecimiento, la toxoplasmosis suele presentar muchas recaídas; es decir, por lo que se puede tener la posibilidad de sufrir de nuevo con la enfermedad.

Lo que sucede con mayor frecuencia es que el paciente tiene una nueva crisis en un año o más, aproximadamente. Por eso, todas las personas que ya han tenido la enfermedad, deben realizar un seguimiento periódico con el oftalmólogo, ya que una nueva crisis es posible que suceda; por lo que siempre debemos mantenernos atentos a los síntomas que pueden significar una recaída.

Con el tratamiento precoz, la posibilidad de curación aumenta y las posibilidades de secuelas disminuyen.

Prevención de la toxoplasmosis

Prevención de la toxoplasmosis

Principales formas de prevención:

  • Llevar a cabo una correcta higiene de forma general
  • Evitar el consumo de alimentos precocidos, como la carne de cerdo y de buey; o bien, crudos (como es el caso del sushi)
  • Evitar beber o tener contacto con agua contaminada
  • Las frutas y demás alimentos siempre deben estar bien lavados (así mismo, con agua limpia)
  • Tener cuidado de lavarse bien las manos al meterse con carne; ya que la bacteria podría transmitirse de esta dforma.
  • Realizar un proceso prenatal cuidadoso (para evitar la transmisión de la bacteria de madre a hijo; lo que podría ser realmente peligroso para el bienestar del pequeño).
Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad