¿Qué son las superbacterias?

Las superbacterias son bacterias que, debido a la larga exposición a sustancias antibióticas, han adquirido resistencia a estos compuestos y cada vez más difíciles de matar o inhibir, de modo que son necesarios otros medios de combate a estos microorganismos.

¿Qué son las bacterias y donde se encuentran?

Las bacterias son organismos unicelulares y microscópicos extremadamente adaptables. Están presentes en prácticamente todos los lugares, desde las fosas oceánicas hasta la estratosfera, habitando en el suelo, el agua y el aire. Estos microorganismos se adaptan con facilidad, tanto en condiciones normales de temperatura y presión como en los lugares más remotos y en condiciones extremas, con el ejemplo de las fuentes de agua que superan los 250°C (donde el agua no entra en ebullición debido a la alta presión), en el hielo polar con temperaturas por debajo de los -15°C, o hasta en ambientes ácidos como en la fabricación del ácido acético a partir de la oxidación del etanol.

Debido a esta capacidad de adaptación a cualquier ambiente, las bacterias constituyen el grupo más numeroso de individuos del planeta, con una cantidad estimada de 5×10^30 organismos de todo el mundo. Considerando esta cantidad colosal de bacterias, es imposible despreciar su efecto sobre los alrededores.

Estos microorganismos son importantes principalmente por presentar la utilidad en una variedad de procesos naturales, como en la fijación de nitrógeno, la descomposición de compuestos orgánicos, biodegradación de desechos tóxicos, y en procesos industriales, principalmente en la industria de alimentos, en la preparación de comidas y bebidas fermentadas, como, por ejemplo, vino, vinagre, yogur, encurtidos y chucrut.

Sin embargo, las bacterias también pueden ser peligrosas, invadiendo un organismo huésped, multiplicándose y provocando la liberación de toxinas dentro de él, lo que resulta en una enfermedad infecciosa. Estos son denominados microorganismos patógenos.

A pesar de que nuestro cuerpo presenta diversos mecanismos de defensa contra las bacterias patógenas a través del sistema inmunológico, a veces es necesario un tratamiento a base de antibióticos capaces de matar a las bacterias – bactericidas – o de impedir que se multipliquen; lo que puede frenar una enfermedad, eliminándola, en la mayoría de los casos, por completo..

Desde que la penicilina comenzó a ser utilizada en 1941 como antibiótico, muchos otros medicamentos con esta funcionalidad han sido desarrollados para ser selectivos en cuanto al tipo de bacterias que atacan a los procesos que van a inhibir. Sin embargo, a pesar de que son responsables por el control y el tratamiento de varias enfermedades infecciosas, fueron utilizados con tanta frecuencia y durante tanto tiempo que, en algunos casos, en vez de combatir a los microorganismos, acabaron por hacerlos resistentes al medicamento.

El término superbacterias es utilizado por los medios de comunicación para designar a las bacterias resistentes a los antibióticos y, por lo tanto, no pueden ser combatidos con los medicamentos tradicionales (antibióticos). Sin embargo, esto no significa que sean peligrosas o más infecciosas que otras bacterias, ya que, en realidad, es más el gran impacto que causan en quien escucha este término.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad