¿Qué vitaminas necesito en mi dieta?

Las vitaminas nos ayudan a mantener nuestra salud, descubre cuál es la dosis adecuada y qué beneficios te proporcionan.

¿Recibes suficiente (o demasiada) cantidad de vitaminas? Los suplementos vitamínicos ofrecen nutrición importante, pero podrían no proteger contra afecciones graves, como cáncer o enfermedades cardíacas.

¿Cuáles y en qué cantidad debo tomar vitaminas?

De acuerdo con información de Mayo Clinic Women’s HealthSource las vitaminas y minerales se deben de consumir con precaución:

Vitamina B-3 (niacina): La niacina ayuda al organismo a convertir los alimentos en energía y permite mejorar la circulación, así como los niveles de colesterol. Los científicos descubrieron que, cuando se toma en altas dosis, la niacina puede reducir la lipoproteína de baja densidad (LDL o colesterol “malo”) y los triglicéridos, además de aumentar la lipoproteína de alta densidad (HDL o colesterol “bueno”).

No obstante, las dosis necesarias para alcanzar estos efectos, que normalmente superan los mil miligramos (mg) diarios, pueden ocasionar daños hepáticos. La niacina en dosis alta debe considerarse como medicamento recetado y debe tomarse sólo bajo supervisión médica.

Vitamina C: Los estudios han demostrado que comer alimentos ricos en vitamina C disminuye las tasas de cáncer y enfermedades cardíacas. No se sabe con certeza si los suplementos de vitamina C ofrecen los mismos beneficios.

Pruebas científicas han demostrado que los suplementos de vitamina C, cuando se toman con otros antioxidantes y zinc, lentifican el avance de la degeneración de la mácula vinculada al envejecimiento. No obstante, existen pocas pruebas respecto a que la vitamina C evite gripes o disminuya los síntomas de esa afección.

Vitamina D: Se la llama vitamina solar porque la exposición al sol permite que el organismo la produzca. No obstante, en los Estados Unidos, una cantidad cada vez mayor de personas presenta deficiencia de vitamina D.

Ha quedado bien establecido que una cantidad adecuada de vitamina D y calcio puede evitar o detener la osteoporosis y disminuir fracturas óseas. Las nuevas investigaciones resaltan otros posibles beneficios de la vitamina D, tales como menor riesgo de dolor y debilidad muscular, de trastornos autoinmunes (como artritis reumatoide y esclerosis múltiple), de enfermedades cardiovasculares y de ciertos tipos de cáncer.

No necesitamos tantas vitaminas

No necesitamos tantas vitaminas

Vitamina E: Es un antioxidante que protege a los glóbulos rojos y que posiblemente desempeña algún papel en la función inmunitaria del organismo. Desde hace mucho tiempo se cree que las dietas ricas en antioxidantes, como la vitamina E, pueden ayudar a disminuir el riesgo para algunos tipos de cáncer y para enfermedad cardíaca.

Sin embargo, los últimos estudios plantean que los suplementos de vitamina E no ofrecen los mismos beneficios que las fuentes alimenticias y que hasta podrían ser nocivos para la salud. Las dosis altas de suplementos de vitamina E podrían aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca o muerte.

Antes de que te decidas a tomar alguna de estas vitaminas, habla con tu médico para que él te asesore sobre las ventajas y riesgos de éstas y las dosis recomendadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies