Rayos X: ¿qué son, cuándo son indicados y cómo funcionan?

¿Qué son los rayos X?

El examen de rayos X es un procedimiento para el diagnóstico médico, que se lleva a cabo mediante el uso de radiación ionizante, que utiliza los rayos X para generar una imagen médica (radiografía) de diferentes partes del cuerpo humano.

De esta forma, los huesos, que son las partes duras del cuerpo, atenúan una gran cantidad de rayos X y aparecen más blancos en las películas de radiografías. Partes blandas, como, grasa, músculos, vísceras, entre otros, atenúan pocos rayos X y aparecen opacas en las radiografías.

Historia de la radiografía

La radiografía es el examen de imagen más antiguo que existe, su uso se inició en la práctica médica en 1895 después del descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Conrad Roentgen. Trabajando con una bombilla al vacío, descubrió que los rayos que atravesaban el vidrio y el papel, y que no eran de la luz. El investigador hizo su primera radiografía de la mano de su esposa y comprobó que los rayos X atravesaban los cuerpos humanos.

¿Cuáles son los riesgos de la exposición a los rayos X?

¿Cuáles son los riesgos de la exposición a los rayos X?

¿Para qué sirve la radiografía?

El examen de rayos X puede ser utilizado para diversas partes del cuerpo y con propósitos de diagnóstico muy diferentes. Se puede hacer una radiografía del tórax, de los huesos o de los senos de la cara, por ejemplo.

¿Cómo se lleva a cabo una radiografía?

El examen de rayos X es realizado por un técnico de radiología y, luego, revisado por un médico. Hay ubicaciones diferentes para realizar el examen, dependiendo de la región del cuerpo que es preciso analizar.

El técnico debe colocar adecuadamente al paciente en la mesa de exámenes y controlar el disparo de los rayos X. El tiempo de disparo y la intensidad de los rayos son determinados de acuerdo con las densidades de las partes del cuerpo deben ser estudiadas; ya que los rayos en exceso pueden generar radiografías muy opacas; mientras que los rayos menos intensos pueden generar las radiografías muy blancas, dificultando su interpretación.

Radiografía de pulmones con fibrosis quística

Radiografía de pulmones con fibrosis quística

¿Cuándo se indican rayos X?

La radiografía es la indicada en diversas situaciones, dependiendo de la parte del cuerpo que es preciso analizar. La tecnología de rayos X se utiliza para examinar:

Fracturas e infecciones: En la mayoría de los casos, las fracturas y las infecciones en huesos y dientes aparecen claramente en los rayos X.

Artritis: Los rayos X de las articulaciones pueden revelar signos de la artritis. Rayos X tomados a lo largo de los años pueden ayudar a determinar si tu artritis está empeorando.

Caries dental: Los dentistas utilizan rayos X para tomar fotos de los dientes y la mandíbula, o comprobar si hay cavidades.

Osteoporosis: Algunos tipos de rayos X pueden medir la densidad ósea.

Cáncer en los huesos: los Rayos X pueden revelar tumores óseos.

Infecciones o condiciones pulmonares: Evidencia de neumonía, tuberculosis o cáncer de pulmón pueden aparecer en las radiografías de tórax.

Cáncer de mama: La mamografía es un tipo especial de examen de rayos X utilizado para examinar el tejido mamario.

Vasos sanguíneos bloqueados: Cambios en el flujo sanguíneo a los pulmones y el corazón pueden ser observados en las radiografías de tórax.

Tomografía computarizada: Combina la tecnología tradicional de rayos X con el procesamiento de la computadora para generar una serie de imágenes transversales del cuerpo que pueden ser posteriormente combinadas para formar una imagen de rayos X en tres dimensiones.

¿Cuándo son contraindicados los rayos X?

Los rayos X están contraindicados para personas que no pueden ser expuestas a la radiación; por ejemplo, mujeres embarazadas, especialmente en una etapa inicial del embarazo, ya que la radiación puede tener efectos perjudiciales sobre el feto. En una fase más avanzada del embarazo se puede realizar el examen de rayos X, siempre que se cubra el abdomen de la mujer embarazada con una manta a base de plomo, evitando que la radiación haga contacto con el bebé.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad