Remedios caseros para esguince de tobillo

LLos esguinces son las lesiones de los ligamentos o articulaciones que provocan inflamación en la zona afectada, originando dolor y, posiblemente, hematomas. En los casos en que se produce un esguince de tobillo, los huesos no están implicados y las articulaciones y los ligamentos afectados no presentan ruptura. De esta forma, no se considera un daño grave, aunque pueda provocar complicaciones que requieren tratamiento. Para aquellos casos en que no se produce ruptura, recomendamos algunos remedios caseros para el esguince de tobillo.

Causas y síntomas de un esguince de tobillo

En la gran mayoría de las veces, los esguinces son el resultado de una caída o torcedura. En el caso de los esguinces en el tobillo, suelen producirse por apoyar el pie de forma incorrecta, lo que hace que se ejerza presión sobre los ligamentos y las articulaciones del tobillo, provocando daños en ellos. Pisar con los talones o practicar deportes son algunos de los casos más comunes de aparición de esguinces. Siendo así, una torcedura de tobillo puede ocurrir por un esfuerzo excesivo de esta zona y por la realización prolongada de ejercicio, generando un desgaste.

Cuando sufrimos un esguince de tobillo, los síntomas más comunes son los siguientes:

·         Dolor en el tobillo.

·         Inflamación de la zona afectada.

·         Dificultad de apoyar el tobillo.

·         Es posible que haya herido externa si el esguince de tobillo ha sido provocado por un fuerte golpe.

Remedios caseros para el esguince de tobillo

Hielo. Es, sin duda, uno de los mejores remedios para los esguinces de tobillo, ya que permite desinflamar la zona rápidamente y reducir el dolor. Sólo tienes que envolver el hielo en un paño, utilizar una bolsa de guisantes congelados o utilizar una bolsa térmica fría específica para aplicar sobre la región. Aplicar hielo sobre la zona donde sufrimos la torsión durante 15 minutos ayudará a reducir la inflamación.

Vendaje elástico. Otra forma de actuar ante un esguince es usar un vendaje elástico para envolver el tobillo y conseguir que acumule menos fluido en la región afectada. No debemos apretar el vendaje para no cortar la circulación de la sangre. Deja el vendaje durante 24 horas para sentir alivio.

Compresas calientes. Otro remedio infalible para el esguince de tobillo, utilizado desde siempre. Aplicar una compresa caliente sobre la zona afectada estimulará la circulación sanguínea mejorando el proceso de curación. Sin embargo, este remedio no debe ser utilizado hasta 24 horas después de haber ocurrido la lesión.

Arcilla verde. Contiene minerales como hierro, magnesio, calcio, potasio y silicio que ayudan a aliviar la inflamación y el dolor.

Agua con sal y vinagre. Podemos preparar baños con agua caliente, sal y vinagre, pasados tres días de haberse producido el esguince de tobillo. Es una buena forma de ayudar a sanar a la torsión y a reducir la inflamación.

Pimienta cayena. La capsaicina presente en la pimienta cayena es excelente para tratar el dolor que puede causar un esguince de tobillo. Aplicar un poco de esta especia ayudará positivamente a aliviar el dolor gracias a su efecto analgésico. Sin embargo, no se debe abusar de este remedio casero, ya que puede irritar la piel.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies