Sedentarismo: conoce sus consecuencias

La palabra sedentarismo, justo cuando la encontramos en medio de un contexto, puede ser interpretada de las más diversas maneras. Presente sobre todo en nuestro tiempo, esta enfermedad es considerada como una fuerte candidata para ser considerada como la más frecuente del siglo. El sedentarismo es, de una forma general, una serie de comportamientos que son inducidos por la comodidad de los días actuales, de la comodidad de la vida moderna.

Cada vez más, las actividades humanas están siendo sustituidas por elementos mucho automatizados, que no necesitan tanto del esfuerzo de nuestro cuerpo para funcionar.

Y el esfuerzo físico reducido junto con el alto consumo de alimentos son las principales causas del sedentarismo.

Así, debemos destacar que el sedentarismo está totalmente conectado con la disminución o falta de ejercicios físicos, ya que ellos son los principales responsables de nuestro gasto energético. Sin embargo, el individuo sólo llega a ser realmente considerado sedentario cuando las calorías que son gastadas en la semana no llegan ni a 2.000, es decir, no puede gastar con actividades de carácter ocupacional ni siquiera lo que consume en un día normal.

Consecuencias del sedentarismo

Es claro que, por las características de esta enfermedad, las principales consecuencias están relacionadas tanto al aumento de la masa grasa, como de la propia grasa corporal como un todo, ya que el individuo pasa a consumir mucho más de lo que quema todos los días.

Además, el hecho de pasar horas sentados o días sin la práctica de ejercicios hace que el propio cuerpo del individuo cambie. Pero las consecuencias no están sólo en la ganancia de peso, ya que las consecuencias pueden ser aún mayores y más graves:

  • Obesidad
  • Aumento de los niveles de colesterol malo
  • Problemas de corazón, principalmente el infarto
  • La Diabetes de tipo 2
  • Aumento de la propia presión de las arterias y otros problemas articulares y musculares
  • Insomnio

Enfermedades asociadas al sedentarismo

Como ya hablamos anteriormente, las consecuencias pueden ser mucho mayores que el aumento de masa muscular y la falta de la quema de energía. Además de todo esto, muchas son las enfermedades que surgen a partir de ese marco, principalmente la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol malo, obesidad e, incluso, el infarto de miocardio. Sin embargo, en casos más extremos, la propia ansiedad y, más allá, una depresión, también pueden surgir.

¿Cómo dejar el sedentarismo atrás?

En primer lugar, elige una actividad física que realmente te proporcione placer para agregarla a tu rutina de actividades diarias. Sí, el ejercicio debe ser algo que te guste, después de todo, de nada sirve empezar una actividad física que no te gusta para acabar con el sedentarismo, ya que difícilmente podrás dar continuidad a la práctica.

Así, opta por una sola actividad de inicio, que puede ser una caminata, correr en el parque, gimnasio, bicicleta, natación, fútbol, entre otras. Con 30 a 60 minutos por día, tres veces a la semana, vas a acabar con el sedentarismo y, además, obtendrás una mejor calidad de vida.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies