SIDA

A pesar de las campañas que se han organizado alrededor del mundo para detener en parte el alto índice de crecimiento de esta enfermedad, de los extensos reportajes e informes en los medios de comunicación, el SIDA sigue haciendo de las suyas en el mundo, especialmente entre la población joven y activa de nuestra sociedad.

Pero lejos de echarte la misma carreta de siempre, vamos a definir conceptos y aclarar tus dudas de la manera más sencilla posible. En la vida nada sobra y este artículo será el primero de varios informes al respecto que esperamos que sean de gran ayuda para ustedes.

Virus del Sida

Virus del Sida

¿Qué es el SIDA?

SIDA es el acrónimo de síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Es un conjunto de infecciones causadas por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que ataca y destruye ciertos leucocitos esenciales para el sistema inmunitario del organismo.

Cuando el VIH infecta una célula, se combina con el material genético de dicha célula y puede llegar a permanecer “dormido” durante muchos años. Gran parte de las personas infectadas por el VIH se mantienen sanas y sin ningún tipo de alteración. Estas personas están infectadas por el VIH mas no tienen SIDA

En el cuerpo humano existen unas células (leucocitos) llamadas linfocitos CD4+ y otras que son monocitos/macrófagos. En condiciones normales, estas células ayudan a reconocer y destruir las bacterias, los virus y demás agentes infecciosos que invaden las células y causan enfermedad. En las personas infectadas por el VIH, el virus mata los linfocitos CD4+ mientras que los macrófagos actúan como reservatorios y transportan el VIH al resto del cuerpo. ¿Claro hasta aquí?.

Luego el VIH comienza a reproducirse en el interior de los linfocitos CD4+ la cual al producir más VIH también se destruye. Ello conlleva a una disminución de CD4+ en el organismo, el sistema inmunitario se debilita y es menos capaz de luchar contra las infecciones víricas y bacterianas por lo que la persona infectada se vuelve susceptible a una amplia gama de infecciones oportunistas como la neumonía. Otra enfermedad que se convierte en toda una amenaza para quienes están infectados con el VIH es la tuberculosis (TB), la cual se desarrolla con mayor rapidez debido a que los sistemas inmunitarios están “ocupados” resistiendo la agresión del VIH. También son más susceptibles a cánceres como el sarcoma de Kaposi (tumor en los vasos sanguíneos), y a ataques al cerebro causando trastornos neurológicos o neuropsiquiatricos.

¿Cómo se transmite el SIDA?

Hasta la fecha, sólo se han identificado cuatro modos primarios de transmisión:
– Coito (anal y vaginal)
– Sangre y productos sanguíneos, tejidos y órganos contaminados
– Agujas, jeringas y otros instrumentos punzantes contaminados
– Transmisión maternoinfantil

Coito: El VIH puede transmitirse a través del coito no protegido, es decir, cualquier acto sexual con penetración en el que no se utilice un preservativo. El coito anal y vaginal puede transmitir el virus en relaciones bien sean heterosexuales u homosexuales. Hay algunas condiciones que son consideradas como de mayor riesgo: el tipo de acto sexual, la cantidad de virus presente en la sangre o en las secreciones sexuales de la pareja infectada y la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y o lesiones genitales en cualquiera de los dos miembros de la pareja.

Sangre y productos sanguíneos, tejidos y órganos contaminados. En la mayoría de los casos es por falla en los procedimientos de evaluación de los donantes. A la falta en el reclutamiento eficaz de donantes de sangre regulares y voluntarios. Para prevenir la transmisión por medio de la donación de tejidos y órganos es necesario evaluar cuidadosamente el estado de los donantes.

Agujas, jeringas y otros instrumentos punzantes contaminados. Puede transmitirse el virus al compartir el uso de agujas u otros instrumentos contaminados por el SIDA. Una situación de riesgo es el intercambio de jeringas y agujas entre usuarios de agujas intravenosas. También durante la perforación del lóbulo auricular y de distintas partes del cuerpo, los tatuajes, la acupuntura, la circuncisión masculina y femenina. También por heridas accidentales con agujas u otros elementos afilados e infectados previamente.

Transmisión maternoinfantil (TMI). Es la causa más importante de infección por VIH entre los niños pequeños. Se puede transmitir durante el embarazo, el parto, después del nacimiento o durante el curso de la lactancia materna. En la mayoría de los casos en durante el parto.

Algunas cifras del SIDA

Las personas VIH-positivas permanecen infectadas y son infecciosas toda la vida. Aunque parezcan sanas y se sientan bien pueden transmitir el virus a los demás…no te confíes: ¡caras vemos…!

El SIDA se conoce desde la década de los ‘80s. En 1985 se encontró un virus relacionado en África occidental.

Cuando de descubrió la enfermedad (80’s), se calculaba en 100 mil la cifra de infectados, hoy sobrepasa los 34 millones de personas según cifras del programa conjunto de las Naciones Unidas para el SIDA, ONUSIDA.

En África, la tuberculosis es actualmente la primer causa de mortalidad entre las personas infectadas por el VIH.

Casi el 50% de los adultos infectados desarrolla el SIDA en los 10 años siguientes a la infección.

El SIDA dejó de ser una enfermedad catalogada exclusivamente de la comunidad homosexual para pasar afectar tanto a heterosexuales como bisexuales. Afecta en gran parte tanto a mujeres como a niños en las primeras etapas.

África subsahariana es la zona de mayores índices de infección en el mundo seguida por Asia. Luego están América Latina y el Caribe cerrando el grupo los Estados Unidos en donde en los últimos años han bajado las cifras de infección.

En 1998 murieron cerca de 2,5 millones de personas por causas relacionadas con el SIDA y desde sus inicios el VIH ha infectado cerca de 47 millones de personas.

Cada minuto se infectan casi 11 varones, mujeres y niños alrededor del mundo. (casi 6 millones de personas al año). Una décima parte de las nuevas personas infectadas eran menores de 15 años.
Más del 95% de las personas infectadas viven en el mundo en desarrollo.

Como éste, trataremos de darte más artículos relacionados, que en realidad te formen una idea de lo que significa el SIDA. El no tenerlo no es cuestión simplemente de usar o no usar un condón o de serle fiel por los siglos de los siglos a tu pareja, independiente mente de tu orientación. Depende en gran medida de la conciencia y el conocimiento que poseas al respecto y para eso estamos aquí, para guiarte y ayudarte como mejor podemos: informándote sobre una realidad latente y desastrosa: EL SIDA.

Por falta de conocimiento, muchos enfermos de SIDA son víctimas del rechazo y la discriminación.

El SIDA, por muchos catalogado como la enfermedad del siglo, es una realidad que en cualquier momento puede golpear en la vida de cualquier persona sin diferenciar clases social, apellidos, nacionalidades, religión, raza u orientación sexual.

Por ignorancia, son muchos los prejuicios, tabúes y creencias erróneas que solamente desinforman a la gente y la hace caer en dudas y vacilaciones. Es de suma importancia estar enterados de cómo no se transmite esta enfermedad y poner atención a su prevención.

¿COMO NO SE TRANSMITE EL VIH?

El SIDA sólo se trasmite por el intercambio sexual, transfusiones de sangre o de tejidos orgánicos, el uso indebido de material tal como jeringas o demás elementos punzantes o la transmisión madre – hijo.

Contrario a ello, es mucha la gente que cree que con un simple saludo de mano, un abrazo o un beso se puede adquirir el virus del SIDA. La ignorancia es la gran enemiga de nuestra sociedad y la desinformación es en gran medida la culpable del elevado índice de infectados en el mundo.

Estos datos son para tenerlos muy en cuenta y para ser tomados muy en serio por todos.

NO se transmite el virus:

Por toser o estornudar: Si compartes un espacio con alguien infectado por el VIH, la tos o un simple estornudo NO son sinónimo de contagio.

Por utilizar el mismo teléfono o uno público, en su defecto: No hay ningún tipo de contacto físico por lo que el riesgo es casi nulo. Como tampoco lo hay por abrir una puerta o utilizar objetos usados por una persona cero positiva, utilizar las mismas fuentes de agua potable, baños o duchas, piscinas públicas etc.

Por ir a un hospital: En ningún caso, a menos que tenga algún tipo de contacto con sangre infectada o material quirúrgico en uso.

Por compartir alimentos, cubiertos o utensilios de bebida.

Por sufrir una picadura de un mosquito u otros insectos.

Para agregar, es de tener en cuenta que el sexo oral no protegido implica cierto riesgo, en especial si existen lesiones orales o faringeas, como encías sangrantes, heridas, úlceras, abscesos dentarios, infecciones de garganta, blenorragia oral u otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

El SIDA y el trabajo.

El lugar de trabajo no supone un riesgo para contraer el VIH. Aunque como a toda regla, su excepción. Aquellos trabajadores de laboratorio, profesionales sanitarios, personas que manipulan desechos hospitalarios, personal de urgencias médicas y cualquier otra ocupación en la que sea posible la exposición de sangre de terceros.

El riesgo es bajo mas no despreciable ya que entre los peligros a los que están expuestos figuran los pinchazos accidentales por agujas u otros elementos punzantes y las salpicaduras de sangre a los ojos mientras administran un tratamiento o realizan otras tareas.

El SIDA y el deporte

Hasta el momento no se conoce de casos de transmisión del VIH durante competiciones deportivas o por la participación en una actividad de este tipo, el riego es bajo, pero en todo caso se deben tomar las precauciones al participar en deportes de contacto en los que se puedan presentar heridas abiertas.

Datos y cifras sobre el SIDA

El sexo oral no es muy seguro. Si hay cortaduras o heridas bucales, lo más aconsejable es no practicarlo, en todo caso siempre debe haber protección. Antes de tener sexo oral, evitar lavar los dientes ya que esto puede producir sangrado y heridas internas que al entrar en contacto con fluidos externos puede generar riesgo.

No se ha demostrado que un beso pueda transmitir el SIDA, ya que la saliva contiene una concentración muy baja del virus. De todas maneras existe un riesgo teórico de transmisión del VIH durante el beso profundo o “francés” (beso lingüal) si en la saliva existe sangre procedente de las encías o de úlceras bucales. No hay pruebas que confirmen una transmisión real por esta vía.

La automasturbación no genera ningún riesgo de transmisión del VIH, tampoco se conocen casos por masturbación mutua, sin embargo existe un riesgo teórico si las secreciones sexuales entran en contacto con membranas mucosas o una herida cutánea

Los síntomas de enfermedad por VIH son variables y complejos pero pueden incluir: Fiebre, linfadenopatía, erupción cutánea, diarrea persistente, tos, pérdida de peso significativa, fatiga, lesiones cutáneas y pérdida del apetito.

La reanimación boca a boca es un procedimiento básico de los primeros auxilios que no genera ningún riego de infección del VIH. Existe un riesgo teórico si la persona a la que se esta reanimando sangra por la boca. En ese caso lo más aconsejable es limpiar con un paño limpio y húmedo cualquier rastro de sangre en la víctima.

A quien está infectado por el VIH, prevenga la transmisión. No done sangre, semen u órganos (riñones, córnea, etc.). Infórmele a su pareja sexual, evite la penetración, de lo contrario, utilice siempre un preservativo. No comparta jeringas o agujas e infórmele a su médico o dentista. Juzgue la conveniencia de un embarazo. Cúbrase con un apósito cualquier corte o rasguño hasta que haya cicatrizado. No comparta cepillos de dientes, máquinas de afeitar o instrumentos punzantes y lo más importante, solicite un tratamiento rápido y correcto para las ETS en caso de sufrir alguna.

¿CÓMO SE PREVIENE LA TRANSMISIÓN DEL VIH?

¡Conoce a tu pareja!

Inicialmente, lo más importante es tener un claro conocimiento de la pareja con la que compartes tu tiempo y espacio. Independiente de ser varón o mujer – heterosexual, homosexual o bisexual -, el riesgo de contraer la infección por el VIH se relaciona directamente con la probabilidad de que uno de los dos este infectado. El riesgo es aún mayor si tu novio (a) se ha inyectado en alguna ocasión drogas intravenosas, ha mantenido relaciones sexuales no protegidas de forma casual o tiene una historia sexual desconocida para ti.

¡Hay prácticas peligrosas!… cuidado

Todas las prácticas sexuales con penetración (anal, vaginal u oral… viste bien, ORAL) con un hombre o mujer infectado por el VIH conlleva riesgo de transmisión. El coito anal no protegido es una de las prácticas más peligrosas y aún protegido dada la existencia de la probabilidad de que el preservativo se rompa durante esta práctica sexual.

En orden de probabilidades, el coito vaginal constituye un segundo riesgo de infección. El sexo oral comporta un pequeño riesgo de transmisión en especial si existen lesiones bucales como encías sangrantes, heridas, ulceras, abscesos dentarios, infecciones en la garganta o enfermedades de transmisión sexual (ETS) orales.

Por ello, para protegerte, utiliza siempre un condón durante los actos sexuales que involucren penetración. Disfrutar de otras sensaciones durante la relación sexual, como de las caricias o masajes mutuos en cualquier parte del cuerpo, la masturbación y los besos son una manera muy segura de evitar el contagio por VIH. De todas maneras es válido recordar que para infectarte de SIDA, la otra persona tiene que ser portador necesariamente… por ello la importancia de conocer con quién te estas metiendo.

Sangre, ¡jeringas y pinchazos!

En los países industrializados, el riesgo de transmisión por este factor es relativamente bajo en proporción a los casos que se presentan en las naciones del llamado tercer mundo.

En dado caso de necesitar transfusiones sanguíneas, es recomendable el aseguramiento total de que la sangre ha sido analizada para detectar el VIH y el virus de la Hepatitis.

El consumo de drogas intravenosas es una de las vías de diseminación más rápida de la infección por el VIH, principalmente porque es habitual que se compartan las jeringas y utensilios para la preparación de la droga, lo que permite una rápida propagación del virus.

La perforación de los oídos o de cualquier parte del cuerpo, los tatuajes, la acupuntura o cualquier procedimiento que requiera instrumentos de perforación cutánea conllevan un riesgo de transmisión alto. Por ello es recomendable la esterilización previa de esos elementos y comprobar que efectivamente han sido manipulados para tal fin.

La prueba del VIH

Las pruebas establecidas para determinar si una persona está infectada por el VIH pretenden establecer el número de anticuerpos contra el VIH presentes en la sangre y no la detección como tal del virus.

Entre las pruebas de anticuerpos existentes están: La prueba de inmunosorción enzimática (ELISA) y las pruebas rápidas sencillas (R/S). En los últimos años se han desarrollado pruebas que permiten detectar los anticuerpos contra el VIH en la saliva y la orina.

La primera prueba de anticuerpos que se efectúa, se denomina “Prueba de detección sistemática”. Si resulta negativa, significa que no se encontraron anticuerpos, que la persona es VIH-negativa y que b no requiere pruebas confirmatorias. Si la prueba resulta positiva, es necesario su confirmación por medio de pruebas tales como la Western blot o el inmunoanálisis en línea (LIA).

También es posible confirmar un resultado positivo utilizado combinaciones de la prueba ELISA o de pruebas R/S. Aunque la confirmación puede efectuarse sobre la misma muestra de sangre, es preferible practicarla sobre una distinta para evitar cualquier error.

Las pruebas de detección sistemática del VIH pueden producir a veces lecturas falsas positivas, por ello la importancia de la realización de pruebas confirmatorias después de un resultado positivo en las pruebas de detección sistemática.

Datos y cifras del SIDA

Debes ser consciente de que es imposible detectar el estado de infección por el VIH de una persona basándose simplemente en su aspecto físico. Aunque no lo sepan ni ellos mismos, algunos individuos con una apariencia pulcra y saludable pueden estar infectados y por lo tanto pueden contagiarte.

Si estas infectado, evita sostener relaciones sexuales sin protección. No dones sangre, semen u órganos vitales (riñones, córneas, etc).

Para protegerte, utiliza siempre un preservativo durante los actos sexuales con penetración.

Para lograr máxima eficacia, el preservativo debe ser puesto antes de que el pene toque cualquier parte del recto, vagina o boca. Igualmente debe colocarse cuando el pene esta en erección procurando dejar un espacio en la punta para que se acumule el semen.

Actualmente se dispone de preservativos femeninos tales como el REALITY. Un saquillo blando y poco ajustado fabricado con poliuretano (no con látex) que reviste la vagina.

Algunos sitios en Internet en los que puedes encontrar información:
www.vih.org
www.redsida.org.ar : Página argentina dedicada al VIH.
www.ctv.es : Española.
www.vihsida.cl: Chilena.
www.aids-sida.org : En esta página encontraras abundante información además de un glosario detallado sobre los términos médicos relacionados con el tema.

Mas informacion sobre este tema

Tags:
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad