Síntomas de la neumonía

Los primeros síntomas de la neumonía en los adultos incluyen fiebre superior a 37,8 ° C, falta de aliento y escalofríos, que pueda surgir bruscamente o ir asentándose lentamente, especialmente cuando el sistema inmunológico se debilita después de una gripe o debido a una enfermedad o a enfermedades autoinmunes, por ejemplo.

La neumonía es una inflamación del pulmón causando la acumulación excesiva de fluido dentro de los alvéolos, que es una región del pulmón responsable del intercambio de dióxido de carbono por oxígeno, dificultando la respiración y la producción de la sensación de falta de aliento.

Principales síntomas de la neumonía

Los síntomas más comunes de neumonía incluyen:

  • Fiebre por encima de 37,8 ° C;
  • Dificultad para respirar;
  • Tos seca que al cabo de unos días se sustituye por la flema amarillenta, verdosa o con sangre;
  • Aumento corazón tasa;
  • Pecho dolor;
  • Dolor de cabeza y dolores musculares;
  • Escalofríos y sudoración, especialmente por la noche;
  • La fatiga y la somnolencia que puede dejar al individuo hacia abajo.

Los síntomas son los mismos en la neumonía bacteriana y viral tanto, sin embargo, en el caso de la fiebre neumonía viral no es tan alta, y por lo general no exceda de 38 ° C. Obtenga más información en: neumonía viral y neumonía bacteriana.

Algunos síntomas de la neumonía

Algunos síntomas de la neumonía

Síntomas de la neumonía en el bebé

Los síntomas de la neumonía en los lactantes y los niños pueden surgir con violencia después de un combate de la gripe o resfriado descuidado, y por lo general incluyen:

  • Fiebre alta por encima de 39 ° C;
  • Sacudir y temblor;
  • Vómitos;
  • La falta de apetito;
  • La apatía y el cansancio;
  • Convulsiones.

En el caso del bebé o recién nacido, los síntomas incluyen llanto excesivo y el exceso de flema. Sin embargo, siempre existe la sospecha de que el bebé no está bien deben consultar a un pediatra para iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible.

Síntomas de la neumonía en el anciano

Los síntomas más comunes de neumonía en el anciano son:

  • Tosse e falta de ar;
  • Fatiga Fácil y repentina;
  • La falta de apetito;
  • Disminución de la salud general;
  • Alteración del estado mental como confusión;
  • La respiración irregular con aumento o disminución de la frecuencia respiratoria.

En los ancianos, la fiebre es un síntoma poco común y por lo tanto, cualquier cambio en el estado general de las personas mayores debe ser evaluado por un médico de atención primaria para evitar complicaciones como la infección en la sangre. Además, las personas de edad avanzada con la neumonía usualmente son siempre hospitalizadas durante todo el tratamiento para recuperarse bien.

Como se hace el diagnóstico de la neumonía

Si el paciente tiene algunos de los síntomas, es importante tomar la persona al médico para que pueda hacer el diagnóstico correcto y recibir el tratamiento adecuado lo antes posible.

Típicamente, el médico auscultará los pulmones del paciente y solicitar un examen de rayos X para llegar a un diagnóstico y para verificar la extensión de la enfermedad. Además, también se puede solicitar un análisis de gases en sangre y recuento sanguíneo, que son pruebas de sangre.

Después de confirmar la neumonía, en la mayoría de los casos no es posible encontrar inmediatamente el microorganismo causal y como bacterias son los más comunes, los primeros fármacos para tratar la neumonía puede ser antibióticos y los síntomas no disminuyó el médico puede cambio de otro medicamento.

Como tratar la neumonía

Por lo general, el tratamiento de la neumonía se puede hacer en casa, el uso de medicamentos prescritos, como antibióticos orales o antivirales.

Sin embargo, es importante seguir estrictamente todas las directrices médicas para que el paciente se recupere más rápidamente. En algunos casos, como crónica o empeoramiento de los síntomas dentro de las 72 horas se requiere hospitalización.

A la gripe mal curada puede provocar emanaciones de neumonía, y lo que es importante para mantener una nutrición adecuada para recuperarse bien.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies