Tensión ocular: ¿que lo causa? ¿Cómo tratarla?

El ojo es un órgano que no es sólido en su interior y sus cubiertas no son demasiado rígidas, el interior está lleno de un fluido que está a más presión de la atmosférica, si el fluido del interior está a mayor presión que lo que hay en el exterior, la cubierta se estira y adopta la forma de esfera. La tensión ocular es el nombre más común que se le da a la presión intraocular.

La presión intraocular fluctúa a lo largo del día, y cambia por motivos tan banales como aguantar la respiración o hacer fuerza con el párpado.
El ojo tiene dos funciones básicas una es ser transparente para dejar pasar la luz a través de el, y la otra es mantener la presión intraocular; los elementos que llenan el interior del ojo son el humor acuoso y el humor vítreo.

El humor acuoso es el responsable de la presión intraocular, ocupa sólo la parte anterior del ojo desde la córnea hasta el cristalino, es básicamente agua; se forma filtrando la sangre de las células, por lo que es en su gran mayoría agua, y disueltos en ella están varios elementos alimenticios, proteínas pequeñas, oxígeno, dióxido de carbono, etc. Este fluido se va recambiando continuamente. Se genera en una parte del ojo, circula por entre las estructuras, y se absorbe por otro lado, este constante movimiento permite que el acuoso esté siempre rico en oxígeno y nutrientes, por lo que cubre las necesidades de los tejidos que no tienen aporte sanguíneo, que son el cristalino y la parte interior de la córnea. De este equilibrio depende la presión intraocular, es muy eficaz debido a que la densidad del humor acuoso es prácticamente igual a la del agua, la presión dentro del acuoso se transmite al vítreo y a la parte posterior del ojo. Por eso, condiciona la presión intraocular global.

El humor vítreo constituye la mayor parte del volumen interno del ojo, y es básicamente una malla tridimensional de proteínas y azúcares, con escasas células, y que tiene un buen volumen de agua, no posee vasos sanguíneos activos ni nervios. Es principalmente un tejido bastante homogéneo que hace de sostén, y que es transparente. Apenas sufre recambio, a efectos prácticos se considera estable, no se forma ni se elimina, a efectos de mantener la presión del ojo,

El humor acuoso se genera en una estructura llamada cuerpo ciliar. Tras salir de los procesos ciliares, el acuoso está en contacto con el cristalino y con la parte más anterior del vítreo. Un vítreo normal está sujeto a la retina, de forma que no deja pasar el acuoso. Pero si el vítreo falta o está desprendido, el acuoso tiene hueco para dirigirse a la parte posterior del ojo. Por lo tanto, aunque falte vítreo o esté desprendido, el hueco queda bien relleno por el acuoso.

De todas formas, lo habitual es que el acuoso se dirija hacia adelante. Se dirige por el espacio entre el cristalino concretamente por delante de la cápsula anterior) y el iris. Pasa entonces por una de las partes más estrechas del recorrido, que es el borde de la pupila. La pupila es el agujero central del iris, y el borde de este agujero está muy cerca del cristalino.

Una vez salvado este paso, el acuoso entra en la cámara anterior (que es el espacio entre la córnea y el iris. Aquí el acuoso difunde de atrás hacia adelante y del centro hacia los lados.

El acuoso debe salir del ojo. Lo hace a través de unas estructuras existentes en una zona muy especial, donde se une la córnea con el iris.

Tener tensión ocular es necesario para el funcionamiento del ojo. De hecho es obligatorio lo problemático es que las cifras de tensión estén por encima de lo normal, también es problemático que la presión intraocular esté demasiado baja, pero esto no suele pasar casi nunca. Cuando la presión intraocular está alta existe mayor riesgo de glaucoma. Pero no todas las tensiones oculares altas implican glaucoma, ni todos los glaucomas tienen la tensión alta.

Glaucoma y tensión ocular

Glaucoma y tensión ocular

Estrés oxidativo y tensión ocular

Según los especialistas, no existe una causa clara por la que se produzca el aumento de la presión intraocular, las razones por las que se producen daños en el sistema de drenaje del humor acuoso no están determinados, si bien cada vez hay más estudios que señalan que este problema puede verse favorecido por el estrés oxidativo.

Cuando el ojo está sano, los radicales libres se ven compensados de manera natural por los antioxidantes del humor acuoso. Sin embargo, cuando aumentan los radicales libres y se reduce el mecanismo de defensa antioxidante, las probabilidades de que haya estrés oxidativo y que aparezcan patologías oculares como el glaucoma, aumentan.

Existen determinadas circunstancias que favorecen la aparición de estrés oxidativo como la edad, el tabaco, la contaminación y la mala alimentación

Tener hábitos saludables ayuda a reducir el estrés oxidativo y disminuyen el riesgo de presión intraocular alta, es aconsejable practicar deporte de manera habitual, no fumar y no abusar del alcohol. Aunque no existe aún una dieta clara para prevenir la tensión intraocular alta, es recomendable tener pautas alimentarias favorecen una buena salud visual en general, llevar una alimentación rica en vitaminas antioxidantes como la C, la B1 y el caroteno. Evitar la sal, harinas y azúcares refinadas, ingredientes encontrados en alimentos procesados, como la comida rápida.

El especialista de la visión será quién determine el tratamiento más adecuado dependiendo de cuál sea el problema que causa la tensión ocular alta, para mejorar el paso del humor acuoso se pueden emplear colirios meióticos o epinefrina, pero cuando el objetivo es disminuir la cantidad de líquido producido, se pueden utilizar gotas betabloqueantes y los inhibidores de la anhidrasa carbónica.

Si se pretende que la cantidad de humor acuoso disminuya de forma más constante, es posible que el especialista recomiende usar inhibidores que se administran de forma oral.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad