Tratamientos para el cáncer de próstata

La próstata es una glándula que se encarga de producir un líquido que forma el semen, está ubicada en todo el aparato reproductor masculino (debajo de la vejiga y delante del recto). Cuando hay presencia de células cancerígenas, los tratamientos incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia. Los tratamientos para el cáncer de próstata son bastante individuales ya que hay que tener en cuenta elementos como la edad del paciente, las preferencias del paciente con el tratamiento según los efectos secundarios de cada uno, otras enfermedades que pueda padecer, el estado del cáncer y todas las posibilidades que el paciente pueda tener con el tratamiento.

Prostactectomía radical – Tratamientos para el cáncer de próstata

La prostactectomía radical es la cirugía más común entre los tratamientos del cáncer de próstata. La misma consistirá en la extracción de la próstata y algunos tejidos que la rodean. Las prostatectomías radicales pueden ser de tipo rectopúbica (donde se realizará una incisión en la parte inferior del abdomen) y prostatectomía perineal (realizando una incisión en una zona entre el escroto y el ano). Previo a esta cirugía, generalmente el médico hará otra cirugía para la extracción de ganglios linfáticos con el fin de determinar la presencia del cáncer. Cabe destacar que la prostactectomía radical se realiza únicamente en los casos en los que el cáncer no se ha esparcido fuera de la próstata.

Vigilancia del cáncer de próstata

Vigilancia del cáncer de próstata

Radioterapia – Tratamientos para el cáncer de próstata

La radioterapia también podrá formar parte de los tratamientos para el cáncer de próstata, y la misma consistirá en la eliminación de las células cancerígenas a través de rayos X de muy alta energía. La radiación también puede ser empleada cuando el cáncer está avanzado para ayudar a disminuir dolores y reducir el tamaño del tumor. Existen varios tipos de radioterapias: la radioterapia externa, donde se emplea la utilización de computadoras que puedan determinar la exactitud de la locación de la próstata y que permitan que se obtenga una mejor dirección de radiación y la radioterapia interna o braquiterapia, donde se utilizan una especie de tubitos, bolitas o “semillas” radioactivas que se alojaran en el interior de la próstata. Ambas radioterapias tendrán como efecto secundario impotencia e incontinencia urinaria.

Tratamiento hormonal – Tratamientos para el cáncer de próstata

El tratamiento hormonal también es otro método de elección entre los tratamientos para el cáncer de próstata (en la mayoría de los casos cuando se encuentra muy avanzado) que consiste en la introducción de hormonas al organismo para parar el crecimiento de células cancerígenas. Hormonas como la testosterona u otras masculinas pueden ayudar en la producción de estas células o al incremento del cáncer, debido a esto, al paciente que opte por este tratamiento se le suministrarán hormonas femeninas, análogos llamados LHRH que disminuirán los niveles de testosterona o antiandrógenos (al aplicar los tres se considera que es un bloqueo androgénico completo).

Orquiectomía bilateral – Tratamientos para el cáncer de próstata

Otro de los tratamientos para el cáncer de próstata es la orquiectomía bilateral, en donde el urólogo procederá a la extirpación de los testículos para impedir la producción de testosterona, el tratamiento es mucho más económico que la utilización de hormonas femeninas o análogos LHRH. La mayoría de los hombres no suele preferir esta opción por lo que implica la extirpación de sus testículos, además de que los efectos secundarios incluirán disminución del deseo sexual, impotencia, sofocos, osteoporosis, anemia, etc.

Quimioterapia – Tratamientos para el cáncer de próstata

La quimioterapia también es uno de los tratamientos más empleados. En ella se utilizarán medicamentos (que pueden ser suministrados vía oral o a través de una aguja que los conduzcan por las venas o el músculo). Este tratamiento permitirá que mediante vía sanguínea, las células cancerígenas fuera de la próstata sean eliminadas. A pesar de que es un tratamiento común del cáncer, en el cáncer de próstata no ha tenido resultados muy significativos o satisfactorios. Se recomienda más que todo cuando el cáncer se ha extendido fuera de la próstata y puede reducir el dolor o crecimiento de la enfermedad. Dependiendo de las drogas suministradas los efectos secundarios pueden incluir náuseas, vómitos, alopecia, anorexia, etc.

Otro método menos tradicional puede ser la criocirugía, donde se congelan las células cancerígenas localizadas específicamente en la próstata a través de una sonda de metal.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies