Conoce la enfermedad de Párkinson

Conoce la enfermedad de Párkinson, la cual se caracteriza por afectar progresivamente el sistema nervioso, reduciendo la capacidad de movilización de quienes la sufren y que inicialmente puede ser apreciada mediante un temblor casi imperceptible a nivel de una sola mano.

¿Qué es la enfermedad de Párkinson?

Es una patología a la que se asocia un trastorno del movimiento que se genera a nivel del sistema nervioso, cuando sus neuronas no producen suficiente cantidad de dopamina.

Esta sustancia química es indispensable, por tener un papel neurotransmisor a nivel cerebral mediante el cual se activa el denominado circuito de recompensa, lo que lleva a que las personas repitan ciertos comportamientos una y otra vez;promoviendo ciertos consumos en busca de satisfacer este tipo de sensación.

Si bien se trata de una enfermedad que se caracteriza por ser progresiva, sus síntomas se inician de forma gradual; tanto que muchos pacientes ni siquiera saben que la padecen. Pero, en líneas generales, suele causarles una disminución de su capacidad motriz y rigidez en muchos de sus músculos.

Al comienzo de la enfermedad de Párkinson los pacientes pueden mostrar en su rostro una expresión leve o ningún cambio, sus brazos podrían no balancearse al caminar, mientras que al hablar es posible que no articulen bien las palabras.

El Párkinson muestra síntomas graves a medida que progresa y es una de las enfermedades para las cuales no existe cura; aunque la calidad de vida de las personas que la padecen puede mantenerse a lo largo de los años, siguiendo un tratamiento con medicamentos.

En casos puntuales, el médico tratante puede recomendar la realización de una cirugía con la cual regular la actividad en ciertas zonas de su cerebro, como medida para mejorar los síntomas del paciente.

Síntomas de la enfermedad de Párkinson

Los signos y síntomas experimentados por los pacientes que sufren de párkinson, varían con cada persona; pueden ser leves y pasar desapercibidos, iniciar en uno de sus lados del cuerpo o afectar ambos; pero en general suelen ser los siguientes:

  • Lentitud de movimientos, ocasionando que acciones simples sean difíciles, bien sea articular las manos o caminar, requiriendo hacerlo con pasos cortos y arrastrando los pies.
  • Temblores o sacudidas apreciables en una o las dos manos, incluso cuando se encuentra en reposo.
  • Rigidez muscular, ocasionando dolores que limitan la amplitud y fluidez del desplazamiento por parte del paciente.
  • Alteración de la postura normal, llevando a encorvarse o problemas para conservar el equilibrio.
  • Pérdida de la capacidad para realizar movimientos automáticos, como sonreír, balancear los brazos al caminar, hasta cosas sencillas como parpadear.
  • Alteraciones del habla, con cambios en la velocidad a la cual se gesticulan las palabras, que a su vez cambian su tono y varían sus inflexiones habituales.
  • Cambios en la forma como se escribe, con dificultad para hacerlo.

Causas de la enfermedad de Párkinson

Esta enfermedad degenerativa de algunas células nerviosas del cerebro no tiene cura sino tratamiento paliativo para mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

Se inicia a raíz de la descomposición o muerte progresiva de las neuronas a nivel del sistema nervioso y sus síntomas precisamente se deben a que se deja de producir la dopamina necesaria para mantener eficientemente activo el cerebro.

Esto genera una anormalidad que ocasiona ciertas patologías y precisamente una de ellas es la enfermedad de Párkinson.

Si bien a ciencia cierta se desconoce la causa de esta enfermedad, se ha comprobado la procedencia de factores que influyen en su aparición como son los genes. En tal sentido, puede ocasionarse como consecuencia de herencia familiar o mutación genética.

También a nivel ambiental se encuentran factores desencadenantes de este trastorno físico-mental como es el caso de la exposición a diferentes toxinas o agentes contaminantes en la atmósfera, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *