Fumadores pasivos: objetivo, minimizar riesgos

Según un estudio realizado por el Instituto Catalán de Oncología, el 60% de los españoles se expone involuntariamente al humo del tabaco en el trabajo, en su casa o durante su tiempo libre. De hecho, se estima que cerca de 3.000 personas mueren al año en nuestro país por esta causa. El riesgo es tal que un no fumador «fuma» alrededor de un tercio de la cantidad de tabaco de la persona fumadora Junto a la que convive o trabaja.

Un ejemplo: la pareja de un fumador que consume 18 cigarrillos al día sería un «fumador secundario» de 6 cigarrillos, con todos los riesgos que ello conlleva. La cuestión es: ¿de qué forma puede protegerse un no fumador frente a este riesgo potencial?

Cigarrillo en fumadores pasivos

Cigarrillo en fumadores pasivos

Lo primero que debe hacer es alejarse a toda costa y en la medida de lo posible del humo del tabaco, ya que, al igual que ocurre con otro tipo de tóxicos, es fundamental distanciarse de la fuente de contaminación. Por otro lado, y aunque no existe ningún medicamento específico que nos proteja del humo del tabaco, sí que se pueden paliar en cierta medida los efectos nocivos siguiendo una dieta sana, haciendo ejercicio físico y adoptando medidas como ventilar adecuadamente las estancias en las que se haya fumado.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad